El bolsillo de las pymes, exhausto

Radar Empresarial Mayo. Ampliaciones de capital

Como hemos comentado en más de una ocasión en este blog, la falta de financiación es una de las claves principales que explica la lentitud de la recuperación económica española. El crédito no solo se precisa para afrontar el día a día de las empresas, sino que también es la llave para afrontar los procesos de expansión y crecimiento. Durante estos tiempos de crisis, las pymes, que son las que más dificultades han tenido para acceder a los préstamos bancarios, han apelado constantemente a sus propietarios y accionistas vía ampliaciones de capital. Pero hasta el bolsillo de las pymes parece que empieza a estar exhausto. De acuerdo con los datos recopilados por nuestro Gabinete de Estudios Económicos, las ampliaciones de capital realizadas por las pymes entre enero y mayo cayeron un 26,7% respecto al mismo periodo de 2013 y se situaron en 8.037,4 millones de euros, la cifra más baja para el periodo analizado desde el año 2010. Por otra parte, las grandes empresas ampliaron capital por 9.868,95 millones de euros, rebasando por primera vez desde 2011 el importe captado por las pymes vía ampliaciones. Sin embargo, hay que tener en cuenta de que de esa cifra antes mencionada, 5.870,56 millones pertenecen a ampliaciones realizadas por distintas sociedades de la eléctrica Iberdrola; es decir, descontado este efecto, las ampliaciones realizadas por grandes empresas de la economía real (excluido el sector financiero) habrían sumado 3.998,4 millones. Se trata, con mucho, de la cifra más baja acumulada entre enero y mayo durante los años de crisis. Y hay otro dato aún más esclarecedor: el número de operaciones registradas está en los niveles más bajos desde 1999; 14.812 en pymes y 232, en grandes corporaciones. Lo que se pone de manifiesto es que cada vez se capta menos capital y cada vez son menos empresas las que recurren a la fórmula de la ampliación para obtener fondos con los que financiar su actividad.

Cabría suponer que este descenso en las ampliaciones está relacionado con un incremento de la concesión de créditos por parte de las entidades financieras. Pero no es así. Es más, de acuerdo con los datos del Banco de España publicados recientemente, los préstamos a entidades no financieras acumularon una caída interanual del 12,5% entre los meses de enero a mayo, un descenso en términos absolutos de 140.000 millones de euros.

Regresando a las ampliaciones de capital, si, más allá del capital captado, analizamos las operaciones, encontramos que los principales sectores se encuentran bajo mínimos. Así, en el ramo del comercio y distribución mayorista y minorista se realizaron 2.573 operaciones entre enero y mayo. Se trata de la partida más importante de todas, ya que representa un 17,3% del total de las sociedades mercantiles no financieras. Esta cifra supone un descenso del 10,97% respecto al mismo mes del año pasado y es la más baja desde 1999. Este sector ha captado 737 millones de euros en estas operaciones, un 20,19% menos que en 2013 y el menor volumen desde 2010. La segunda actividad más importante por número de movimientos, siempre dentro del segmento pymes, es el inmobiliario: en los cinco primeros meses del año se hicieron 2.473 operaciones (un 16,69% del total), un 10,27% menos que en 2013 y el saldo más bajo desde 2011. El dinero captado fue de 2.295,83 millones de euros, ligeramente por encima del año pasado, pero prácticamente la mitad de lo que se consiguió en 2007 para el mismo plazo de tiempo. El tercer segmento más destacado es la de construcción, que, con 2.250 movimientos de ampliaciones de capital registrados entre enero y mayo, está en los peores niveles desde 1999, experimentó una reducción del 17,85% respecto a 2013 y consiguió captar un importe de 1.216,22 millones de euros, casi un tercio menos que en el mismo periodo del ejercicio pasado y la cifra más baja de toda la crisis. El cuarto sector cuyas operaciones representan más de un 10% de los movimientos es el de actividades profesionales, científicas y técnicas, con 1.745 movimientos, un 11,78% del total, un descenso del 2,19% sobre 2013 y el volumen más bajo desde 2011. El dinero captado por estas operaciones fue de 1.327,09 millones de euros, un ajuste del 33,6% en la comparativa interanual y el importe recaudado más bajo desde 2011.

Casi todos los sectores están por debajo del promedio de los últimos años, tanto en número de movimientos, como en capital, lo que indica una clara ralentización de la actividad de ampliaciones de capital, que no está coincidiendo con un incremento de la tradicional financiación crediticia, por lo que se hace aún necesario el apoyo a fórmulas alternativas, como el MARF (Mercado Alternativo de Renta Fija).

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor
Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin