Ayuda Busqueda

Con la venia de Trump, hablemos del comercio en España

| 04 octubre 2019
Las insolvencias empresariales se disparan mientras se trabaja en una nueva reforma concursal

¿Ha escuchado usted hablar de la guerra comercial entre Donald Trump y China? Estamos prácticamente seguros de que sí, porque es uno de los temas que aparecen prácticamente a diario en periódicos, televisiones y radios por las implicaciones, entre otras cosas, que puede tener para la economía europea y para la española. En este post queremos hablarle también de comercio, pero con la venia de Trump y de su homólogo chino, Xi Jinping, no vamos a hablarle del comercio internacional y de las batallas abiertas por las dos potencias, sino de la situación del comercio en España.

El comercio es una de las actividades clave para la economía española. Aporta aproximadamente un 12% al PIB del país, por detrás del turismo y la construcción. A cierre de 2018, el sector contaba con 3.247.400 trabajadores afiliados a la seguridad social (un 18% del total), según los datos del Ministerio de Empleo. Cuando se habla del comercio como sector, se incluye tanto el comercio al por menor, como el comercio al por mayor, así como la venta y reparación de vehículos.

Este sector clave de la economía española no atraviesa su mejor momento. Entre las razones está la rápida expansión del comercio online, que ha causado daño en el comercio al por menor -sobre todo en el comercio de proximidad o tradicional-, según llevan tiempo asegurando asociaciones del sector. Como otros, este sector afronta el reto de la transformación digital en la que nuestra economía está inmersa. También es conocida la ralentización que ha sufrido la matriculación de vehículos y, por tanto, la venta de los mismos. Las matriculaciones descendieron más de un 30% en agosto en términos interanuales, una caída que no es solo achacable al efecto repunte de agosto del año pasado ante la entrada en vigor, un mes después, del protocolo europeo de emisiones, sino que también parece tener que ver con la desaceleración que experimenta la economía. Es cierto que acabamos de conocer que en septiembre aumentaron un 18% respecto al mismo mes de 2018, pero las ventas acumulan una caída del 7% en los primeros nueve meses del año frente al mismo periodo del año pasado. No son buenas noticias.

En el Gabinete de Estudios Económicos de axesor, además, hemos constatado una crisis de emprendimiento en el comercio, con una caída en la creación de empresas en ese sector en los últimos años: en 2018 se registraron 19.148 nuevas sociedades mercantiles frente a las 20.628 de 2017, que a su vez fueron menos que las 23.310 de 2016. Es decir, el emprendimiento muestra una tendencia a la baja en el sector del comercio y en 2019 no hay señales, al menos de momento, que permitan anticipar un cambio. En lo que va de año, la actividad emprendedora ha retrocedido en términos anuales todos los meses excepto en abril, cuando se produjo un leve aumento. El número de empresas creadas en este sector hasta agosto asciende a 13.107, un 4,64% menos que en el mismo periodo de 2018. Los concursos de acreedores, por su parte, suman 690 en esos ocho meses, una cifra que es un 8,32% mayor a la del mismo espacio temporal del año pasado. Solo en agosto se registró un aumento interanual del 330% de las insolvencias en este sector.

En lo que a ampliaciones de capital se refiere, agosto ha dejado sin embargo buenas noticias para el comercio, según los datos que manejamos en el Gabinete de Estudios Económicos de axesor y que hemos difundido recientemente en uno de nuestros radares empresariales mensuales. Estas no solo se recuperaron de la caída que habían sufrido en julio, y que fue de casi un 29%, sino que se dispararon un 481,26%. La cantidad total de dinero movilizado en agosto en este sector fue de 429,23 millones de euros. Es la cifra más alta, y con diferencia, registrada desde el inicio del año. Y es que, con la excepción de enero, cuando el flujo movilizado para ampliaciones de capital en el sector del comercio ascendió a 418,26 millones de euros, el resto de los meses ha permanecido por debajo de los 170 millones. Mayo y junio, de hecho, se situaron por debajo de los 100, con 79,46 y 69 millones respectivamente.

Entre enero y agosto, el sector del comercio acumula ya, con casi 1.550 millones de euros, una subida del 72,72% del flujo movilizado para ampliaciones de capital frente a los primeros ocho meses de 2018. El principal contribuyente es el subsector del comercio al por menor, donde el flujo de dinero destinado a ampliaciones de capital fue entre enero y agosto un 144,86% superior al del mismo periodo del año anterior, con 570,38 millones de euros acumulados. Solo en agosto, con 343,73 millones de euros, movilizó de hecho en agosto un 1159,78% más que en el mismo mes de 2018. El comercio al por mayor también lleva buen ritmo en lo que flujo para ampliaciones de capital se refiere. Con 864,33 millones de euros acumulados entre enero y agosto, la subida frente al mismo periodo del año pasado es del 52,64%. El peor comportamiento de los tres subsectores lo muestra la venta y reparación de vehículos de motor y motocicletas, donde el dinero movilizado en ampliaciones se redujo en agosto un 28,24% interanual, hasta los 4,39 millones de euros. En el cómputo anual, registra no obstante una subida del 17,34%, hasta los 115,17 millones de euros.

Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin