axesor Anuario de Administraciones Públicas

Las sociedades no mercantiles coparon el 63% de la financiación, llegando a 4.041,9 millones de euros (+83%). Las pymes recibieron el 80% del capital otorgado a sociedades mercantiles, unos 1.911 millones de euros. El 70% de las ayudas y subvenciones las concedieron organismos autonómicos y locales; el aporte del Gobierno central cayó un 31%.

,

El Gabinete de Estudios Económicos de Axesor, primera agencia de rating española, presenta el Anuario de Administraciones Públicas 2014, donde se analiza la financiación por administraciones públicas centrales y autonómicas durante el ejercicio pasado, en forma de ayudas públicas, incluidas las subvenciones. La financiación pública ha dado un cambio de tendencia, en 2014 las ayudas públicas ascendieron a 6.402,55 millones de euros, un 27,5% más que en el ejercicio anterior, después de dos años consecutivos de caídas. El importe es, no obstante, un 20% inferior a 2012 y casi la mitad que en 2009, cuando el volumen fue de 11.812,2 millones de euros. La mejora se debe en exclusiva a la financiación otorgada a sociedades no mercantiles (autónomos, cooperativas, comunidades de bienes y otras asociaciones), que percibieron 4.041,9 millones de euros, un 83% más que en 2013. En contraste, la ayuda para sociedades mercantiles cayó por tercer año consecutivo y se situó en el peor nivel de toda la crisis, al llegar a 2.360,6 millones de euros (-16%).

El anuario analiza en detalle las ayudas públicas a sociedades mercantiles. Las pymes han captado el 80,9% de los fondos. Por comunidades autónomas, las empresas que más ayudas recibieron fueron las de Andalucía (374,4 millones de euros); Madrid (339,9 millones de euros) y Galicia (217,4 millones de euros). En Cataluña, el importe fue de 184 millones de euros, el nivel más bajo en toda la crisis y una caída del 40% sobre 2013. La industria manufacturera es la que más ayudas recibió, con 916,1 millones de euros, una mejora del 15% sobre 2014; el segundo sector es comercio, con 252,65 millones de euros (un retroceso del 5%), seguido de educación, con 204,6 millones de euros (+39%). El peso de la financiación pública equivale al 0,22% del PIB nacional.

Importe de subvenciones y ayudas públicas concedidas a sociedades mercantiles

Reparto por comunidades autónomas

La distribución de las ayudas por comunidades autónomas está liderada por primera vez en toda la crisis por Andalucía, con 374,4 millones de euros, un 87% más que en 2013. Pese a este incremento, las cifras registradas por Andalucía se quedan ligeramente por debajo de su promedio 2008-2013 y aún están lejos de los máximos de 556,9 millones de euros alcanzados en 2009. Por otra parte, el componente local y autonómico ha sido muy relevante en la composición de las ayudas a empresas andaluzas, hasta el punto de llegar al 78,7% del total. Madrid ocupa el segundo lugar, después de que las ayudas descendieran un 20% en 2014 comparadas con 2013. El volumen de financiación para las empresas madrileñas fue de 339,96 millones de euros, menos de la mitad de su promedio habitual y el nivel más bajo en toda la crisis; el peso estatal fue el 38,7% del total. En Galicia, las ayudas a empresas aumentaron en 2014 un 71% y sumaron 217,4 millones de euros, de los que el 58% fue local y autonómico. En Cataluña, las ayudas descendieron un 40% hasta los 184 millones de euros, que es, con mucho, el nivel más bajo en toda la crisis para esta comunidad. Esa cuantía está repartida prácticamente a partes iguales entre la administración central y las autonómicas y locales. La ayuda regional ha pasado de 164,79 millones en 2013 a 92,7 en 2014, mientras que la financiación central ha pasado de  un año a otro de 141,36 a 91,4 millones de euros. Cataluña es la cuarta comunidad autónoma donde mayor es el peso relativo de la ayuda estatal, por detrás de Navarra, Baleares y Valencia. La comunidad donde más crecieron las ayudas es en Baleares (+99%), que es precisamente donde la financiación pública tiene una menor cuantía, el dinero público para empresas pasó de 3,4 a 6,8 millones de euros. Donde más cayó la financiación pública es en otro archipiélago, en Las Canarias las ayudas han caído un 54% y pasan de 329,7 a 150,54 millones de euros. Extremadura es la comunidad donde las ayudas tienen un peso relativo superior respecto al PIB; un 0,63%.

Peso de la financiación central y autonómica de los fondos recibidos

Representatividad por sectores

El 39% de las subvenciones mercantiles se encuadran dentro del segmento de industria manufacturera, que experimenta un incremento del 15% respecto al año 2013. La partida destinada en 2013 ascendió a 916,1 millones de euros. La brecha con el segundo sector es muy grande, puesto que los fondos percibidos por el sector del comercio solo llegan a 252,65 millones de euros, un descenso del 5% sobre el ejercicio anterior. Educación mejora significativamente, ya que alcanza los 204,6 millones de euros, con un alza del 39% en la comparativa interanual. La actividad donde más han crecido las ayudas es la de transporte y almacenamiento con un alza del 110%. En contraste, las actividades que más han caído son las del sector financiero y de seguros (-89%), que suma 9,83 millones de euros y la de actividades profesionales, científicas y técnicas, que registra un descenso del 74% y se queda en 128,71 millones de euros.

Industria, Economía, Andalucía, País Vasco y Castilla León, líderes en fondos públicos para empresas

El Ministerio de Industria es, como solo suele ser habitual, el ente público que más ayudas y subvenciones públicas concedió en 2014, con un total de 335,14 millones de euros. En segundo término se encuentra la Junta de Andalucía, a través de Economía y Empleo, con 316,38 millones de euros. El Ministerio de Economía y Competitividad ocupa el segundo puesto, con 159,41 millones de euros. El tercer puesto es para el Gobierno del País Vasco, a través de su departamento de desarrollo económico (112,56 millones de euros) y, por último, Castilla y León, por medio de la consejería de agricultura (109,24 millones de euros).

Por otra parte, Axesor también ha analizado el número de adjudicaciones de licitación pública, que experimentó un aumento del  22,6% y sumó un total de 39.566 en el que es su tercer año consecutivo de crecimiento. El 59% de las adjudicaciones se otorgaron en Madrid (16.081) o Cataluña (7.375). El sector de la construcción fue el que encabezó el ranking de licitaciones, con 2.495, frente a las 2.288 del comercio.