Los concursos de acreedores se sitúan un 27% por debajo de los niveles que registraban hace un año

Entre enero y agosto se iniciaron 4.423 procesos, la cifra más baja para ese periodo desde el año 2011. Con la caída de agosto (-9,55%) son ya 10 meses consecutivos de descenso en tasa interanual, algo nunca visto desde la entrada en vigor de la actual ley concursal. Cataluña lidera los concursos de acreedores en España, con 951 casos acumulados, un 21,5% del total nacional y un 38,6% más que Madrid.

,

Los concursos de acreedores de sociedades mercantiles registraron el mes de agosto su décimo mes consecutivo de retroceso en tasa interanual. El mes pasado tuvieron lugar 284 nuevos procesos, un 9,55% menos que en el mismo mes del año pasado, según los datos recopilados por el Gabinete de Estudios Económicos de Axesor, primera agencia de rating española. El balance acumulado en el conjunto del año asciende a 4.423 concursos, lo que implica un ajuste de nada menos que el 27,12%, respecto a los ocho primeros meses de 2013. Si el ritmo actual se mantuviera, el ejercicio anual concluiría con menos de 7.000 casos registrados, claramente por debajo de los niveles de 2012. Las cifras se refieren siempre a sociedades mercantiles.

En el conjunto del año, La Rioja es la única comunidad donde los concursos de acreedores aumentan en lo que va de año, con 53 procesos formales de insolvencia iniciados este año, un 10,4% más que hace 12 meses. La estadística está liderada, como es lógico, por las grandes comunidades autónomas: uno de cada cinco concursos se registra en Cataluña (951 procesos entre enero y agosto, un 23,18% menos que hace un año), mientras que Madrid representa el 15,5% del total (686 casos, un 39,18% menos que en 2013); Valencia es la tercera, con 600 casos (-26,74%, respecto a 2013) y Andalucía ocupa la cuarta plaza, con 489 procesos (un ajuste del 10,53%); estas cuatro comunidades suman el 61,6% de todos los concursos registrados en España. En términos porcentuales, Aragón es la comunidad autónoma donde más caen los concursos en el periodo comprendido entre enero y agosto (-42,33% en la comparativa interanual).

Respecto a la trayectoria mensual, en agosto se registraron 284 nuevos procesos formales de insolvencia, una cifra que supone un descenso del 9,95% sobre el mismo mes del año pasado, aunque el dato aún es claramente superior a la de 2012. Es significativo el hecho de que los concursos aumentaron tanto en Cataluña (57 casos, un 1,79% más que en agosto de 2013), como en Madrid (54 nuevos procesos, un 22,78% más). La principal comunidad autónoma que explica el ajuste del mes pasado fue el País Vasco, donde los concursos pasaron de 37 a 19 casos (-48,65%), debido principalmente a Vizcaya (donde el ajuste fue del 64,29%; se pasó de 28 a 10 concursos).

Los factores principales que sostienen la mejora del panorama concursal son la progresiva recuperación económica, la madurez del ajuste en la construcción y las reformas legales impulsadas por el Gobierno sobre la normativa concursal, con el objetivo de facilitar la consecución de convenios y que la figura del concurso de acreedores pueda representar realmente una segunda oportunidad para las empresas. En España, la mayoría de los concursos de acreedores no culminan con un acuerdo de refinanciación, sino que lo habitual es que desemboquen en la liquidación de la empresa afectada. De hecho, en 2013 el porcentaje de concursos en los que se logró un convenio con los acreedores para asegurar la continuidad de la empresa fue de solo un 5,89% del total, según los datos recopilados por el Gabinete de Estudios de Axesor.

Los concursos caen en todos los sectores principales

Desde un punto de vista de distribución de actividad, los concursos de acreedores caen en todos los grandes sectores. La construcción es el sector más relevante en lo que se refiere a concursos de acreedores, el saldo acumulado en el año es de 1.169 casos registrados, lo que supone que uno de cada cuatro concursos declarados en España es del sector constructor (26,4%). Pero el dato relevante es que los concursos han caído en este sector un 35,8% respecto a 2013 y que en agosto se iniciaron solo 72 nuevos procesos, un 11,11% menos que en el mismo mes del año pasado. Los concursos de acreedores en el sector de la construcción llevan todo el año por debajo de los 200 casos mensuales, en contraste con lo que sucedía el año pasado.

El ajuste también es manifiesto en la industria manufacturera, donde el saldo acumulado en el conjunto del ejercicio es de 738 procesos (-30,38% en la comparativa interanual), con 47 incidencias en agosto (-22,95%). En el segmento de actividades profesionales, científicas y técnicas, el balance es de una caída interanual del 24,73%, con 283 casos acumulados, mientras que el saldo mensual es de 14 casos (-33,33%). La otra pata del ladrillo, el negocio inmobiliario experimenta un descenso del 17,39% en el balance de agosto (19 casos registrados) y del 28,26% en el cómputo anual (264). Por último, la hostelería acumula una caída en el año del 45,56% (233 procesos abiertos), si bien en el mes de agosto creció un 77%, con 16 nuevos concursos.

64.453 nuevas empresas en lo que va de año

El Gabinete de Estudios Económicos de Axesor también ha analizado la creación de empresas, que descendió por quinto mes consecutivo, al acumular en agosto en 5.621 altas (-9,96% en el cálculo interanual); el balance del año es de 64.453 nuevas empresas (-1,36%). El 56% de las sociedades han sido dadas de alta en las tres grandes comunidades autónomas: Madrid (13.728; un 0,56% más que entre enero y agosto de 2013); Cataluña (12.200, un ajuste del 1,76%) y Andalucía (10.525, un 2,67% menos que en 2013). El ladrillo es el principal macrosector que capitaliza las altas de sociedades mercantiles, con un total de 15.535 nuevas empresas (11.030 de la construcción y 4.505 inmobiliarias) y un retroceso del 8,4%. La otra gran actividad económica que define el espíritu emprendedor en España es la de comercio y distribución mayorista y minorista, con 14.666 altas, un 0,74% más que entre enero y agosto de 2013. Desde el año 2008 se han registrado en España prácticamente 600.000 nuevas sociedades mercantiles.