El dinero captado por las pymes a través de ampliaciones de capital cae un 26,7% y se sitúa en el nivel más bajo desde 2010

Entre enero y mayo, las pymes lograron captar 8.037,4 millones de euros, frente a los 9.868,95 millones conseguidos por las grandes empresas. El 'ladrillo' capitaliza la mayor parte de las aportaciones realizadas por los propietarios de las pymes, con 3.512,06 millones de euros, un 43,7% del total.

,

  • Las ampliaciones de capital caen en picado. De acuerdo con los datos recopilados por el Gabinete de Estudios Económicos de Axesor, primera agencia de rating de España, en los cinco primeros meses del año se contabilizaron 14.868 operaciones de ampliaciones de capital por parte de pymes, el nivel más bajo desde 1999. En las grandes empresas, se contabilizaron 232 operaciones, lo que supone la cifra de movimientos más baja desde 1990. En cuanto al volumen captado, las pymes lograron atraer 8.037,4 millones de euros durante el periodo analizado, un 26,7% menos que en el mismo lapso de tiempo del año pasado y el nivel más bajo desde 2010. Las grandes compañías lograron 9.868,95 millones de euros, un 68,85% más que en 2013, si bien la mayor parte del importe se debe a una serie de operaciones realizadas por distintas sociedades de Iberdrola, que en conjunto sumaron 5.870,56 millones de euros. Esta contabilidad se refiere exclusivamente a actividades de la economía real por parte de sociedades mercantiles, excluyendo al sector financiero.
  • El negocio del ‘ladrillo’ (construcción más inmobiliarias) ha sido el más importante para las pymes en lo que se refiere a captación de capital vía ampliaciones. El volumen es menos de la mitad de lo que se canalizaba en 2007, cuando en los cinco primeros meses del año estos dos sectores juntos atrajeron 7.796,82 millones de euros apelando a sus accionistas y propietarios. De hecho, los 3.512,059 millones de euros suponen un descenso del 7,63% respecto a 2013. Pero aún así, más de cuatro de cada 10 euros que pusieron los propietarios de las pymes entre enero y mayo fueron a parar al ‘ladrillo’. Destacó de forma particular el segmento de actividades inmobiliarias, que captó 2.295,83 millones de euros, la mitad que en el mismo periodo de 2007, pero en línea con el resto de años de la crisis e incluso un 10,27% por encima de los niveles de 2013. No ocurrió así con la construcción, que, con 1.216,22 millones de euros, se encuentra en el nivel más bajo de la serie estadística y sufre un retroceso del 29,3% respecto a 2013. El resto de sectores de cierta relevancia sufre también ajustes significativos comparados con el año pasado. Así, el de actividades profesionales, científicas y técnicas cae un 25,36% y se sitúa en 1.327,09 millones de euros; comercio y distribución mayorista y minorista cede un 20,2%, hasta 737,04 millones de euros; la industria manufacturera sufre una bajada del 25,36%, hasta 674,06 millones de euros.
  • Por regiones, tres comunidades autónomas capitalizaron el 64,92% de todas las ampliaciones de capital realizadas por pymes. Se trata de Madrid (2.158,95 millones de euros, un 10,87% menos que en el mismo periodo de 2013); Cataluña (2.010,6 millones de euros; un retroceso interanual del 21,3%) y Andalucía (1.048,67 millones de euros; un 44,7% menos).
  • En cuanto al número de operaciones, resulta significativo el hecho de que hasta en 24 provincias españolas el número de movimientos esté en los niveles más bajos desde hace 10 años o más. De hecho, el número de operaciones registradas en los cinco primeros meses fue un 8,75% menor a 2013 y un tercio inferior al que se consignó en 2007 por las mismas fechas. El capital medio registrado por cada ampliación que efectuaron las pymes en los cinco primeros meses del año fue de 542.628 euros; el año pasado alcanzaba en estas fechas un promedio de 673.725 euros y en 2007, de 662.785 euros. Es decir, no solo se hacen cada vez menos operaciones, sino que además cada vez se capta menos capital en estas operaciones. De acuerdo con la definición de la UE, por una pyme se entiende aquella empresa con menos de 250 empleados y un volumen de facturación inferior a los 50 millones de euros o un activo total inferior a los 43 millones de euros.