Las ampliaciones de capital de empresas españolas alcanzaron en 2013 un récord histórico de 81.864 millones, impulsadas por la banca

Las operaciones atribuibles a los bancos crecieron un 218,45% y representaron un 48% del total. Madrid, Valencia y Cataluña coparon el 74% del importe total. El número de empresas que ampliaron capital cayó, en cambio, un 5,83% hasta el nivel más bajo desde 2010 Las reducciones de capital, habituales en empresas con problemas económico-financieros, también alcanzaron récord al sumar 32.328,515 millones de euros, un 98,9% más.

,

  • El ejercicio 2013 fue un año atípico en la estadística de ampliaciones de capital. El importe captado por el tejido empresarial español rebasó por primera vez en su historia los 80.000 millones, al situarse en 81.864,205 millones de euros, según datos recopilados por el Gabinete de Estudios Económicos de axesor. Se trata de un incremento del 35% respecto al importe de 60.277 millones alcanzado en 2012. En Madrid se suscribieron 30.208 millones, un 36,9% del total.
  • Sin embargo, estos niveles récord se debieron en exclusiva al sector bancario, que consignó ampliaciones por un importe de 39.691 millones de euros, un 218,45% más que en 2012. Si a las ampliaciones de los bancos se suman las de las compañías de seguros y otras actividades financieras, como los holding empresariales, el sector de Actividades Financieras y de Seguros sumó ampliaciones por un saldo total de 50.744,064 millones (un incremento del 131% respecto a 2012). Es la primera vez en la historia que el sector financiero sobrepasa al conjunto del resto de sectores de actividad económica. Esta dinámica se explica, entre otras cosas, por las ampliaciones derivadas del rescate bancario implementado por la UE y por la generalización de políticas de scrip dividend (dividendos en acciones). Sin la participación del sector financiero, las ampliaciones de capital en el tejido empresarial español no habrían aumentado, sino que habrían descendido un 18,8%. De hecho, excluyendo banca, seguros y finanzas, el único sector de relevancia donde se registraron alzas fue el de Comercio Mayorista y Minorista, donde las operaciones aumentaron un 45,3% al pasar de 2.325,8 a 3.379,3 millones.
  • El número de empresas que procedieron a realizar ampliaciones de capital social en 2013 se redujo un 5,8% hasta situarse en 35.212, que es el nivel más bajo desde 2010. Se confirma así la tendencia que se ha venido marcando desde la crisis. Si entre 1999 y 2008, el número de empresas que acometían ampliaciones se consolidó en el rango de 40.000 a 50.000; las ampliaciones se han situado desde 2008 un escalón por debajo, entre las 30.000 y 40.000, volviendo a los niveles experimentados durante la década de los noventa.
  • Por tamaño, el volumen de capital ampliado por las grandes empresas creció un 2013 un 68% hasta los 56.611,29 millones de euros, frente a los 25.227,07 millones de euros acometidos por las pymes, una cifra que supone un descenso del 5,1% en el que es su segundo ejercicio consecutivo de caída. No obstante, más de dos tercios del importe correspondiente a las grandes empresas viene de la banca. Si se excluye a las entidades financieras, el capital ampliado por las grandes empresas habría registrado un descenso anual del 20,1%, hasta los 16.939 millones de euros, el registro más bajo desde 2005. Respecto a las pymes, conviene destacar que el esfuerzo de autofinanciación realizado a través de las aportaciones de sus accionistas, ante las dificultades de acceso al crédito que están sufriendo, se situó un 9,2% por encima del promedio de los últimos 10 años.
  • Por comunidades, el 74% del capital ampliado por el conjunto del tejido empresarial español se concentra en Madrid (30.208 millones de euros); Valencia (19.593,23 millones de euros) y Cataluña (11.355 millones de euros). Otro caso llamativo es el de Galicia, donde las ampliaciones de capital crecieron un 160,9%, al pasar de 1.896,25 a 4.949,45 millones. En el polo contrario se encuentra Andalucía, donde las ampliaciones descendieron un 49,87% y pasaron de 6.332,9 a 3.174,73 millones de euros.

Récord también en reducciones de capital

El año 2013 también fue histórico en términos de reducción de capital, que prácticamente se duplicaron de un año para otro, al pasar de 16.254,2 a 32.328,5 millones de euros. A este dato se añade el hecho de que el número de empresas que acometieron reducciones aumentó por cuarto año consecutivo hasta llegar a las 6.763, la cifra más alta desde 2002. Una reducción de capital es una operación que consiste en la disminución de los fondos propios de la sociedad y se debe fundamentalmente a dos razones: que la empresa se encuentre en una situación de debilidad económico financiera, o bien a que el capital social de la compañía exceda las necesidades de la misma. En ambos casos es un claro indicio de una reducción de la actividad de la empresa.

En el caso de las reducciones de capital, el concurso del sector bancario ha sido aún más determinante que en el de las ampliaciones. Las reducciones acometidas por bancos aumentaron casi 14 veces en 2013, al pasar de 889,85 millones de euros en 2012 a 12.063,07 millones el año pasado, un 36% del importe total reducido. Si a la estadística se incorporan las reducciones acometidas por el resto de actividades financieras y de seguros, el porcentaje del sector en su conjunto se sitúa en el 48,65%. Otros dos sectores particularmente afectados por las reducciones de capital son el de Información y Comunicaciones, donde las reducciones han crecido nada menos que un 625,95% para pasar de 625,72 a 4.542,45 millones de euros y el Suministro de Energía Eléctrica, Gas, Vapor y Aire Acondicionado, que ha crecido un 698% y ha pasado de 33,94 a 271,06 millones de euros.

Por Comunidades Autónomas, el 91,3% de las reducciones de capital se concentran en Madrid (11.764,65 millones de euros); Valencia (8.640,93 millones de euros); Cataluña (5.073,09 millones de euros) y Galicia (4.034,83 millones de euros).

Variación neta de capital

Por último, es significativa la evolución de la variación neta de capital de las grandes empresas, excluidos los bancos. La variación neta se mide como la diferencia entre el importe ampliado y el reducido. En los dos últimos años se observa una caída muy brusca de los flujos de capital de grandes empresas que no sean bancos, que se sitúan en mínimos de casi 20 años, al pasar de un saldo neto de 27.520,15 millones registrados en 2011 a los 11.685,36 millones en el ejercicio siguiente, hasta finalmente los 2.700,75 millones de euros netos del balance de 2013. La explicación principal radica en los fuertes aumentos de reducción de capital en las grandes empresas, que el año pasado crecieron un 49,5% hasta marcar un récord histórico de 14.238 millones de euros.

Importes. Todos los sectores

Ampliaciones de capital

Reducción de capital