800 pymes españolas podrán financiarse gracias al MARF, que ofrecerá rentabilidades cercanas al 7%

"El MARF puede convertirse en un elemento catalizador de la necesidad de financiación de las empresas y la oportunidad de obtener buenas rentabilidades en títulos de empresas con elevada calidad crediticia, que se ven penalizadas por la fuerte percepción de riesgo", según el estudio. Este mercado, que previsiblemente entrará en vigor en España el último trimestre de 2013, funciona con éxito en otros países del entorno europeo como Alemania (Mid-cap Bond Market), Francia (Alternext), Noruega (ABM) o Italia (Extra Mot Pro).

,

Descargue aquí la Hoja de Análisis al completo

 

 

Cerca de 800 pymes españolas podrán financiarse gracias al nuevo Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), que ofrecerá rentabilidades cercanas al 7%, según el estudio ‘Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) como apoyo a los problemas de financiación de las pymes en España’, realizado por el Departamento de Investigación del IEB, centro líder en formación financiera, y Axesor, la primera Agencia de Rating española.

Según se desprende del estudio, 100 empresas españolas cumplirían hoy con el perfil idóneo para emitir en este nuevo mercado de manera inmediata. Si bien el espectro potencial es mucho mayor y se acerca a las 800 empresas. Se trata de compañías saneadas, con un adecuado respaldo financiero, diversificadas, internacionalizadas, innovadoras, muy rentables y en crecimiento.

El informe lo han presentado esta mañana en rueda de prensa Miguel Ángel Bernal, coordinador del Departamento de Investigación del IEB; Jesús Sarria, profesor del IEB y autor de la parte enfocada a las implicaciones que tiene el nuevo mercado para el emisor; Adolfo Estévez, director de Axesor Rating, y Javier Ramos Juste, responsable del Gabinete de Estudios Económicos de Axesor y autor de la parte del informe enfocada en las oportunidades que el MARF ofrece a los inversores.

El profesor del IEB y coautor del estudio, Jesús Sarria, ha asegurado durante la presentación que los resultados indican que “el mercado de crédito en España para las pyme no cuenta con la profundidad necesaria y es necesario explorar nuevas fuentes de financiación”. Durante su exposición ha destacado que la pyme es la “base de la economía real en España y representa el 99,64% de las empresas; el deterioro de la demanda interna y del crédito han supuesto una destrucción de 250.770 empresas entre 2007 y 2013”.

Oportunidad para el inversor

Este nuevo mercado también supondrá una oportunidad para el inversor. Según ha destacado Javier Ramos-Juste, responsable del Gabinete de Estudios Económicos de Axesor, la rentabilidad media esperada para las emisiones del futuro MARF se sitúa en niveles próximos al 6,9%. La previsión es que la calidad crediticia más habitual sea la de BB, situada dentro de la categoría high yield, pero con una probabilidad de impago implícita inferior al 2%. En este sentido, se espera que se realicen emisiones con vencimientos hasta cinco años y una rentabilidad entre el 4% y el 8%.

Se trata, por tanto, de una oportunidad para el inversor que, por primera vez en España, podrá optar a emisiones de compañías medianas, con una adecuada capacidad financiera, obteniendo como contrapartida excelentes rendimientos en relación al riesgo medio estimado debido a las circunstancias macroeconómicas y la devaluación interna que atraviesa el país.

Comparativa rentabilidades medias renta fija española a 5 años

Opciones de inversión 5 años Rentabilidad media
MARF 6,86%
Fondos inversión 1,98%
Planes pensiones 1,95%
AIAF 2,75%
Deuda pública 2,84%

Fuente: Inverco, AIAF, Tesoro público y elaboración propia.

¿Por qué es un buen momento para el MARF?

El informe concluye que existe en la economía española un amplio grupo de empresas con capacidad de emitir deuda, cuya característica principal es contar con una actividad muy diversificada y cada vez menos dependiente de la coyuntura nacional. Además, el 34% de las sociedades emisoras en el MARF se encontraría en la categoría investment grade (rating superior o igual a BBB), con una probabilidad estimada de incumplimiento inferior al 1%. El 66% restante se ubicaría dentro del rating BB.

Por otra parte, la Inversión Extranjera Directa (IED) recibida por las empresas españolas entre 2008 y 2012 es superior a la del quinquenio anterior (2003-2007), un hecho destacable, habida cuenta de que las inversiones en cartera no sólo dependen de los diferenciales de rentabilidad, sino también de las expectativas de crecimiento de las empresas de un país. En este sentido, nos encontramos además en una situación atípica, donde se combina una economía deteriorada con empresas sólidas, solventes, saneadas y capaces de ofrecer una alta retribución a los inversores.

Por todas estas razones, el MARF puede convertirse en un elemento catalizador de la necesidad de financiación de las empresas y la oportunidad de obtener buenas rentabilidades en títulos de empresas con elevada calidad crediticia, que se ven penalizadas por la fuerte percepción de riesgo.

¿Qué empresas podrán entrar en el MARF?

Los emisores que pretendan explotar el MARF necesariamente serán empresas solventes y sanas. Se estima que las empresas cumplan al menos con las siguientes condiciones:

Ebitda 12 – 400 M€
Rating Estimado Superior o Igual a B
Cifra de Negocio >50 M €
Tipología de empresa Grande - Mediana
Deuda / Ebitda Menor que 4 optimo 3 (Después de emisión)

Características potenciales de empresas MARF

Fuente: Estudios Axesor

En cuanto a las garantías y avales, los emisores tendrán que garantizar la solvencia de sus empresas y la rentabilidad de sus emisiones, la infraestructura del MARF tendrá que garantizar la liquidez y la correcta operativa del mercado, y el Gobierno debería aportar un mecanismo de aval o de apoyo a iniciativas que acerquen a los inversores a este mercado.

El MARF en principio estará dirigido principalmente a Inversores Institucionales nacionales e internacionales. Lo anterior supone que la creación del MARF estará sujeta a las nuevas Directivas que plantea MiFID II, sobre protección al Inversor, sin descartar la incorporación más adelante de inversores retail.

Para completar la estructura necesaria (Emisores – Avales y Garantías – Inversores – CRA) como se puede apreciar en los mercados alternativos que ya están operativos, se requiere de una evaluación de solvencia por parte de una Agencia de Calificación autorizada por ESMA. A parte de las Big-three del sector (Fitch – S&P – Moody's), que centran su actividad en grandes multinacionales, están tomando un gran protagonismo en los mercados alternativos las Agencias de Rating locales, como es el caso de Alemania y Francia.

Una primera estimación situaría las emisiones en torno a 20 o 25 millones de euros, aunque se podría considerar también viables las emisiones de 10 millones de euros. En todo caso, sería aconsejable que los vencimientos fueran estandarizados, en tanto que facilita la colocación y negociación de los instrumentos y permite al emisor planificar sus emisiones de manera más eficiente.

La experiencia de otros países europeos

Este tipo de mercados ya operan en otros Estados del entorno europeo, como es el caso de Noruega (Oslo AMB) establecido en 2005 con unos resultados importantes, aportando al sector real  cerca de 4.223 M€ desde su creación (actualmente 47 emisores).

En el caso de Alemania (Boerse Sttutgart – 72 emisiones) y Francia (Alternext), también cuentan con este tipo de mercado alternativo, que centra sus objetivos en brindar soluciones adaptadas a las empresas locales. De esta manera, facilitan el acceso frente a los mercados tradicionales de renta fija sin descuidar la seguridad tanto para emisores como para inversores, y operan bajo las mismas plataformas que los mercados tradicionales de renta fija locales.

Descargue aquí la Hoja de Análisis al completo