Índice Axesor de Riesgo Empresarial. Incumplimientos de pago 2011

El índice IARE es un indicador que refleja la calidad crediticia (Riesgo de Crédito) del conjunto del tejido empresarial español, permitiendo evaluar la evolución del mismo a lo largo del tiempo.

,

Indicador axesor de riesgo empresarial (IARE)

  • El índice IARE es un indicador que refleja la calidad crediticia (Riesgo de Crédito) del conjunto del tejido empresarial español, permitiendo evaluar la evolución del mismo a lo largo del tiempo.
  • En 2011 el IARE ha alcanzado los 2353,37 puntos, lo que supone un incremento acumulado a lo largo del año del 25,8%. El incremento del riesgo de crédito se ralentiza, por tanto, dado que dicho índice experimentó una subida a lo largo de 2010 del 60,3%.
  • La pérdida esperada del conjunto del tejido empresarial se situó a finales de 2011  en 7,5 céntimos de cada euro prestado.
  • La mayor calidad crediticia (menor riesgo de crédito) se observa en el sector de servicios empresariales.
  • El sector del transporte y logística se configura como la actividad económica que ha registrado un mayor riesgo de crédito en 2011, única rama de actividad que alcanza los 9 céntimos por euro prestado de pérdida esperada. Inmediatamente después se sitúan dos sectores con una pérdida esperada superior a los 8 céntimos por euro prestado: 
    • El sector agropecuario-pesco-silvícola, industrias extractivas y energía (8,3 céntimos por euro prestado).
    • La industria manufacturera (8,1 céntimos por euro prestado).
  • En el extremo opuesto se sitúa el sector de servicios empresariales. Las empresas de este grupo de actividad registran el menor riesgo de crédito de la economía española, con una pérdida esperada de 6,2 céntimos por euro prestado.
  • Por lo que se refiere a la distribución regional del riesgo, Asturias es la comunidad española donde más aumentó el riesgo de crédito en 2011 con un incremento interanual del 52,6%. A ella le sigue el tejido empresarial vasco (+43,2%) y navarro (+41,2%). Aragón (-8,3%) y Castilla y León (-3,2%) son las dos únicas comunidades cuyos empresas consiguen reducir el riesgo de impago. No obstante, no se observan cambios en las regiones españolas cuyas empresas registran un mayor riesgo de crédito. Así, Canarias y Murcia se sitúan a la cola de la clasificación de calidad crediticia como aquellas comunidades autónomas cuyos tejidos empresariales han registrado una mayor pérdida esperada por euro prestado. Ambas comunidades autónomas superan los 9 céntimos por euro prestado de pérdida esperada (9,5 y 9,4, respectivamente). La Rioja y Navarra lideran el ranking de calidad crediticia nacional con 4,3 y 4,5 céntimos por euro prestado.
  • Atendiendo al tamaño, el mayor riesgo de crédito lo afrontan las microempresas con una pérdida esperada asociada de 7 céntimos por euro prestado a finales de 2011.

Incumplimientos de pago

  • El total de sociedades morosas distintas registradas a lo largo de 2011 asciende a 183.239, un 13,1% menos que las registradas a lo largo de 2010. Estas sociedades representaban el 13,5% del tejido empresarial activo en diciembre de 2011. Ello implica una mejora de punto y medio sobre la ratio de incumplimiento registrada en 2009 y 2010 (14,9%)
  • El 21,1% de las sociedades de la hostelería y el 18,5% de las sociedades del sector de construcción y promoción inmobiliaria incurrió en algún tipo de incidencia de impago a lo largo de 2011, liderando ambos sectores la clasificación de grupos de actividad con una mayor ratio de incumplimiento (empresas morosas/tejido empresarial activo).
  • En el extremo opuesto se sitúan las sociedades pertenecientes al sector de suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, con una ratio de incumplimiento del 3,8%.
  •  Las sociedades mercantiles andaluzas han sido las que han registrado una ratio de incumplimiento más elevado (19,7%), seguidas de las sociedades ubicadas en Canarias, la región de Murcia y Baleares, con  ratios de incumplimiento del 19,3%, 18,1% y 16,9% respectivamente.
  • Navarra (7,2%), País Vasco (7,4%), Galicia (9,7%) y  Cataluña (9,8%) son las comunidades autónomas donde el porcentaje de sociedades morosas sobre el total del tejido empresarial activo  ha sido menos elevado a lo largo de 2011. El buen comportamiento de la morosidad en Cataluña es muy destacable, pues en un año las sociedades catalanas han pasado de registrar una ratio de incumplimiento del 13,9% al 9,8% registrado en 2011. Ninguna otra comunidad ha logrado reducir el número de empresas morosas sobre activas en casi 4 puntos en un año. Sólo Cataluña es responsable del 46,2% de reducción del número de sociedades morosas en España en 2011.

Índice Axesor Riesgo Empresarial - 2011

El índice refleja el nivel de riesgo para cada mes para el conjunto de las empresas españolas en las dos dimensiones del riesgo:

  • La posibilidad de no cobrar una deuda, entendida como tal la posibilidad de que las empresas no atiendan a sus deudas a su vencimiento, mediante el análisis de la Probabilidad de Incumplimiento de pago.
  • Lo que se espera que se deje de cobrar tras la conclusión del proceso de recuperación del capital, mediante la Severidad de la pérdida o Loss Given Default (LGD): el importe que no se recupera en el supuesto de insolvencia empresarial.

    IARE = Probabilidad de incumplimiento (PD) x LGD.

El índice IARE es el único que mide y comprende la pérdida esperada por unidad monetaria como risk driver crítico para la evaluación del riesgo de crédito.

Se trata de un número índice que toma como base el valor 1.000, siendo éste su referencia a enero del 2010. En diciembre de 2011 el IARE ha alcanzado los 2353,37 puntos, lo que supone un incremento acumulado a lo largo del año del  25,8%.

Fuente: axesor

Una forma más intuitiva de analizar el riesgo de crédito o calidad crediticia es a través de la evolución seguida por la pérdida esperada de cada unidad monetaria prestada. El indicador refleja que, a finales de 2011, el valor de la pérdida esperada por unidad monetaria prestada para el conjunto del tejido empresarial español fue de 0,07540906 según las estimaciones realizadas por Axesor. Esto implica una pérdida media de 7,5 céntimos por euro prestado.

Análisis por sectores.

A continuación se representa gráficamente la evolución de la pérdida esperada por sector

tabla iare

Fuente: axesor.

 Las empresas del sector agropecuario-pesco-silvícola e industrias extractivas son las que han registrado un  mayor empeoramiento interanual en la calidad crediticia con un incremento del 119,4% a lo largo de 2011, seguidas por las empresas industriales (+48%) y aquellas pertenecientes al sector del transporte y almacenamiento (+47,3%).

Atendiendo a su calidad crediticia a finales de 2011, se observan diferencias significativas entre sectores de la economía española.

La mayor calidad crediticia se observa en el sector de servicios empresariales, con una pérdida esperada de 6,19 céntimos por euro prestado.

iare 2

Fuente: axesor

El sector del transporte y logística, el grupo de actividad agropecuario-pesco-silvícola, industrias extractivas y energía y el sector de la industria manufacturera, son  los sectores de actividad  que presentan una peor calidad crediticia  a finales de 2011.        

El menor riesgo de crédito se observa en el sector de servicios empresariales, con una pérdida esperada de 6,19 céntimos por euro prestado. Mientras el riesgo de crédito y la pérdida esperada es muy superior en los sectores agropecuario-pesco-silvícola, industrias extractivas y energía y la industria manufacturera, todos ellos con pérdidas esperadas superiores a los 8 céntimos por euro prestado. Como se observa en el gráfico, son los que más lejos se encuentran del centro de la figura que representa ausencia de riesgo y ausencia de pérdida, especialmente el sector de transporte y logística, que alcanzó  los 9,04 céntimos por euro prestado de pérdida esperada  a finales de 2011.

iare3

Fuente: axesor

Análisis por regiones.

El mayor incremento interanual del riesgo de crédito  tuvo lugar en las sociedades sitas en el principado de Asturias (+52,6%),  subida que contrasta con  la caída en el riesgo disfrutada por el tejido empresarial castellano-leonés (-3.2%) y aragonés (-8,3%).

Fuente: axesor

Este incremento del riesgo de impago a lo largo de 2011 se ha traducido en una pérdida esperada asociada que se describe en el siguiente gráfico, en el que se puede apreciar el contraste entre la evolución de la pérdida esperada en Andalucía y Murcia (donde la pérdida esperada aumente en 1,9 céntimos por euro prestado) y Asturias (+1,8) y lo sucedido con el tejido empresarial de Aragón (-0,5 céntimos por euro prestado) y de Castilla y León (-0.2).

iare5

Fuente: axesor

 Las variaciones anteriores sitúan a las sociedades riojanas, navarras y cántabras como aquellas que presentan una mayor calidad crediticia del total del tejido empresarial nacional. Ello contrasta con la calidad crediticia de las empresas canarias y murcianas, más perjudicadas por la crisis.

Fuente: axesor

El menor riesgo de crédito se observa en el tejido empresarial riojano, con una pérdida esperada de 4,3 céntimos por euro prestado. En el extremo opuesto se sitúa el tejido empresarial canario que registra el mayor riesgo y la mayor pérdida esperada (9,5 céntimos por euro prestado), región más alejada de la situación sin riesgo y sin pérdida que representa el centro de la circunferencia del gráfico.

 

Análisis por tamaño de empresa.

 En el último año, las microempresas son las sociedades que han experimentado un mayor deterioro de su calidad crediticia. Concretamente, el riesgo de crédito se ha elevado un 19,3% interanual. Mientras, en el mismo periodo de tiempo, el riesgo de crédito en las empresas  medianas y grandes lo hizo un 13,2% y en las empresas pequeñas aumentó un 9,5%.

Fuente: axesor

Todo ello sitúa a las microempresas como el grupo del tejido empresarial nacional con peor calidad crediticia, seguido de pequeñas y medianas y grandes.

Fuente: axesor

El menor riesgo de crédito se observa, por tanto, en el tejido empresarial de tamaño medio y grande, con una pérdida esperada de 5,9 céntimos por euro prestado. En el extremo opuesto se sitúa el tejido empresarial de la microempresa que registra el mayor riesgo y la mayor pérdida esperada (7 céntimos por euro prestado), región más alejada de la situación sin riesgo y sin pérdida que representa el centro de la figura del gráfico.

iare10

Fuente: axesor

Incumplimientos pago - 2011

El total de sociedades morosas distintas registradas a lo largo de 2011 asciende a 183.239, un 13,1% menos que las registradas a lo largo de 2010. Estas sociedades representaban el 13,5% del tejido empresarial activo en diciembre de 2011. Ello implica una mejora de punto y medio sobre la ratio de incumplimiento registrada en 2009 y 2010 (14,9%).

iare11

Fuente: axesor

Atendiendo al tamaño de la sociedad, pese a que para todos los tamaños de empresa existen en 2011 menos sociedades morosas que en 2010, si tenemos en cuenta el menor número de sociedades activas ello implica que la ratio de incumplimiento sólo disminuye para las pequeñas empresas, aumentando tanto en el caso de las medianas como de las grandes empresas.

Por sectores, se observa un comportamiento muy dispar entre sectores, si bien todas las actividades logran cerrar 2011 con una ratio de incumplimiento menor que la de 2010. El peor dato lo registra la hostelería, donde el 21,1% del tejido empresarial registró en 2011 alguna incidencia de impago. A ella le sigue la construcción y promoción inmobiliaria (18,5%) y el sector del transporte y almacenamiento (15,4%). El 36,5% de las sociedades morosas en España a lo largo de 2011 están aún vinculadas a la actividad promotora-constructora-inmobiliaria.

iare12

Fuente: axesor

Las sociedades mercantiles andaluzas han sido las que han registrado una ratio de incumplimiento más elevado (19,7%), seguidas de las sociedades ubicadas en Canarias, la región de Murcia y Baleares, con  ratios de incumplimiento del 19,3%, 18,1% y 16,9% respectivamente.

Navarra (7,2%), País Vasco (7,4%), Galicia (9,7%) y  Cataluña (9,8%) son las comunidades autónomas donde el porcentaje de sociedades morosas sobre el total del tejido empresarial activo  ha sido menos elevado a lo largo de 2011. El buen comportamiento de la morosidad en Cataluña es muy destacable, pues en un año las sociedades catalanas han pasado de registrar una ratio de incumplimiento del 13,9% al 9,8% registrado en 2011. Ninguna otra comunidad ha logrado reducir el número de empresas morosas sobre activas en casi 4 puntos en un año. Sólo Cataluña es responsable del 46,2% de reducción del número de sociedades morosas en España en 2011.

iare13

Fuente: axesor