Crecen las solicitudes de marcas comerciales en España por primera vez en los últimos 3 años

El informe elaborado por el Gabinete de Estudios Económicos de axesor, trata la totalidad de solicitudes de marcas comerciales tramitadas en España en 2011, profundizando en los efectos positivos que conlleva el crecimiento de solicitudes de marcas durante el pasado año, así como su distribución geográfica y sectorial.

,

  • 2011 cerró con un incremento interanual de más del 5%, rompiendo una tendencia decreciente que se remonta a 2008.
  • El 93% de las solicitudes las han realizado Pymes. Por sectores, las empresas de distribución comercial han solicitado el 23% de las marcas.
  • Para axesor, este incremento es un dato positivo, síntoma de la voluntad del tejido empresarial por innovar y reactivar el mercado con nuevos productos y servicios.
  • La construcción, uno de los sectores que más ha notado el descenso de la iniciativa empresarial, es también el sector que más peso pierde en la solicitud de nuevas marcas a nivel nacional. 

Por primera vez desde 2008 aumentan las solicitudes de marcas comerciales por parte de compañías españolas. Así lo refleja el último estudio sobre solicitudes de marcas realizado por el Gabinete de Estudios de axesor, compañía especializada en servicios de información empresarial para la toma de decisiones. Frente a las caídas del 20,3%, 17,6% y 7,9% registradas en  los años 2008, 2009 y 2010 respectivamente, al término de 2011 el crecimiento interanual se ha situado en un 5,4%. Se rompe así con una tendencia decreciente que ya duraba 3 años.

 marcas-comerciales-espana-2011_1

 

En concreto, se han realizado 24.676 nuevas solicitudes de marcas entre enero y diciembre de 2011, de las cuales el 93% han sido llevadas a cabo por pymes. De hecho, La evolución de las peticiones de nuevas marcas comerciales experimenta comportamientos muy distintos atendiendo al tamaño de empresa; mientras que las peticiones realizadas por las grandes empresas cierran sin variación en 2011, las solicitudes de marcas llevadas a cabo por las pymes crecieron un 5,8%.

“Este incremento es indicativo de una recuperación de la estrategia comercial por parte de las compañías españolas”, anuncia Javier Ramos Juste, analista del Gabinete de Estudios Económicos de axesor. “Las peticiones de nuevas marcas suponen un compromiso con la actividad, los resultados y la supervivencia del tejido empresarial nacional. El incremento interanual registrado en 2011 (tras tres años de caídas) es por tanto un dato positivo, reflejo de la voluntad del tejido empresarial por innovar y reactivar el mercado con nuevos productos y servicios”, subraya Ramos.

De hecho, las cifras desvelan una estrecha relación entre la iniciativa empresarial y la solicitud de marcas de nuevos productos y servicios. Las empresas de reciente creación han pasado de representar el 12,5% de las nuevas solicitudes de marcas de media en 2008 y 2009, a suponer el 16,75% en 2010 y 2011. La mayoría de sectores donde crece la solicitud de nuevas marcas también coinciden con los sectores con un mejor comportamiento de la iniciativa empresarial: educación, transporte y almacenamiento, industria del ocio, agricultura, hostelería, distribución comercial, industria manufacturera e información y comunicaciones.

También a la inversa, el macro-sector de la construcción, uno de los que más ha notado el descenso de la iniciativa empresarial con la llegada de la crisis, es también el sector que más peso pierde en la solicitud de nuevas marcas a nivel nacional, pasando del 12,1% en el periodo 2005 – 2007, al 8,1% del periodo 2009 – 2011. Más iniciativa empresarial es, por tanto, sinónimo de más competencia y de lanzamiento al mercado de nuevos productos y servicios, que elevan la solicitud inicial, y posterior registro, de nuevas marcas comerciales.

 

El comercio, el sector con más nuevas marcas en 2011

Por lo que se refiere a la localización geográfica, la mitad de las marcas solicitadas por empresas españolas tienen su origen en Madrid o en Cataluña, siendo las sociedades madrileñas las que más marcas solicitaron en 2011, con un total de 7.858. Ello representa un 3,7% más que en 2010.

 marcas-comerciales-espana-2011_3

Las comunidades autónomas más dinámicas en 2011 han sido La Rioja, Cantabria y Castilla y León, cuyas empresas han incrementado la solicitud de nuevas marcas un 22,8% en los dos primeros casos y un 18,5% en el caso castellano-leonés, en comparación con 2010.

Desde el inicio de la crisis en 2008, sólo las empresas de Ceuta y Melilla han logrado recuperar el número de solicitudes de nuevas marcas observado a finales de 2007. De hecho, en 2011 la cifra para las empresas sitas en las dos ciudades autónomas se incrementa un 33,3%. Galicia (-18,6%), Asturias (-21,6%) y Cantabria (-21,3%) son las tres únicas comunidades autónomas que registran una caída acumulada inferior al 25% desde finales de 2007. En el extremo opuesto, con caídas acumuladas superiores al 45% se encuentran Canarias (-48,4%), Comunidad Valenciana (-50,6%), Baleares (-54,9%) y, especialmente, Castilla La Mancha (-68,9%).

Por sectores, tres grupos de actividad recogen casi el 60% del total de solicitudes de marcas a lo largo  de 2011. En efecto, el comercio o distribución comercial (23,4%), las actividades profesionales, científicas y técnicas (18,2%) y la industria manufacturera (16%) son los tres sectores que más marcas solicitaron en lo que llevamos de año, sumando entre los tres el 57,2% del total de demandas de empresas de nuevas marcas. Cabe destacar el comportamiento heterogéneo de las actividades profesionales, científicas y técnicas donde el diseño, la publicidad o los servicios de arquitectura o ingeniería se mantienen, mientras que las marcas solicitadas por empresas de investigación y desarrollo caen frente al crecimiento de las solicitudes de empresas jurídicas y de contabilidad.

 marcas-comerciales-espana-2011_2

Finalmente, las solicitudes de nuevas marcas logran crecimientos superiores al 10% interanual en  las actividades jurídicas y de contabilidad (+39,5%), la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (+25,2%), las actividades inmobiliarias (18,8%), el transporte y almacenamiento (18,4%), las actividades financieras y seguros (17,2%), educación (13,8%), industria del ocio (12,1%) e industria manufacturera (10,4%).

Todo lo contrario sucede en el sector de otros servicios (especialmente en las ramas de servicios de reparación y de servicios personales) y las industrias extractivas, con caídas superiores al 20% en las solicitudes de nuevas marcas comerciales.

De lo dicho anteriormente se deduce que las marcas solicitadas por empresas de la distribución comercial representan un 23,4% del total, frente al 16% de las marcas solicitadas por empresas fabricantes. No obstante, estas últimas se comportan mejor en 2011 al crecer un 10,4%, frente al 8,4% de las peticiones de nuevas marcas realizadas por empresas pertenecientes al sector de la distribución comercial.

Sólo el sector de la educación logra superar los niveles de marcas solicitadas previos a la crisis (2007). El resto de sectores se sitúan en niveles muy inferiores a los observados antes de la ralentización y recesión experimentadas por la economía española. Sólo destacan como sectores con caídas acumuladas inferiores al 20% en el número de marcas solicitadas entre 2008 y 2011, la agricultura-ganadería-silvicultura-pesca (-4,7%) y el sector de otros servicios (-20%, que incluye las actividades asociativas, reparación de ordenadores y equipos de comunicación y, servicios personales tales como el servicio de lavado y limpieza de prendas textiles y de piel, el servicio de peluquería y otros tratamientos de belleza, pompas fúnebres y actividades de mantenimiento físico).

La economía en su totalidad acumula una caída en las peticiones de nuevas marcas del 39,1% desde 2007. Las solicitudes de nuevas marcas por parte de distribuidores han logrado solventar la crisis mejor que las marcas de las empresas fabricantes, pues mientras que las primeras acumulan una caída del 26,9% desde 2007, las segundas han acumulado una caída del 33,2% en el mismo periodo.