Gabinete estudios económicos axesor

Gabinete de estudios económicos axesor

axesor presenta un nuevo informe sobre la composición y tendencias del sistema financiero español

axesor presenta los resultados de un nuevo estudio en el que evalúa la composición del sistema financiero español a través de los movimientos de altas y disoluciones protagonizados por las firmas españolas en la última década, así como las causas formales que motivaron el cierre y la tipología de entidades presentes en nuestro país.

, 10 de abril de 2008

axesor presenta los resultados de un nuevo estudio en el que evalúa la composición del sistema financiero español a través de los movimientos de altas y disoluciones protagonizados por las firmas españolas en la última década, así como las causas formales que motivaron el cierre y la tipología de entidades presentes en nuestro país.

Según los datos del informe, a 12 de febrero de 2008, existían 1.844 entidades financieras registradas en el Banco de España. El desglose por tipo de entidad es el siguiente: 143 bancos (7,75%), 107 cajas de ahorro (5,80%), 119 cooperativas de crédito (6,45%), 3 entidades de crédito oficial (0,16%), 451 entidades de financiación (24,45%), 138 establecimientos financieros de crédito (7,48%), 106 sociedades de arrendamientos financieros (5,74%), 2 sociedades dominantes de entidades de crédito (0,1%), 97 entidades de crédito extranjeras comunitarias (5,26%), 26 sucursales de entidades de crédito extranjeras extracomunitarias (1,4%), 47 sociedades de garantía recíproca (2,54%), 2 sociedades de reafianzamiento (0,1%), 194 sociedades de tasación (10,52%) y 409 entidades de otro tipo (22,18%).

Madrid es la capital financiera indiscutible con 851 entidades afincadas. Otras provincias con una alta concentración de entidades financieras son Barcelona (277), Valencia (60), Málaga (59) y Castellón (39). Este dinamismo financiero contrasta con la escasa presencia de entidades en otras provincias como Teruel, en la que únicamente está registrada una entidad financiera; Huelva, con 2; o Guadalajara, Segovia, Soria y Zamora, con 3. Por comunidades autónomas, los primeros puestos del ranking los ocupan nuevamente Madrid (851), Cataluña (313), Andalucía (142) y la Comunidad Valenciana (132). En el lado opuesto figuran La Rioja (9), Cantabria (10) y Murcia (18).

Progresión del sector en la última década

En cuanto a las bajas producidas en los últimos diez años, un total de 409 entidades dieron por finalizado su negocio, aunque los motivos de baja son diversos y muchos de ellos no están relacionados con el cese de actividad, sino que se deben a causas dispares que van desde la asignación de nuevo código a la regularización de la situación registral, la escisión parcial o total o la renuncia para operar como entidad de crédito, entre otros. En general, el número de bajas ha ido descendiendo considerablemente, desde las 81 entidades que cerraron en 1998 hasta las 19 entidades que lo han hecho en 2007.

De las 409 entidades financieras que se han dado de baja en estos diez años, la mayoría lo han hecho por cierre (78, un 19,07%) o renuncia (63; 15,4%), seguidas de las que han vivido alguna fusión o absorción (59; 14,42%), las que lo han hecho por acuerdo de la comisión ejecutiva (39; 9,53%) o por cambio del objeto social (14; 3,42%).

A lo largo de 2007, se dieron de baja un total de 19 entidades. Los motivos de estas disoluciones fueron: cierre, en cinco casos; renuncia (2 casos), fusión/absorción (2), cierre con disolución global de activos y pasivos (2), fusión y creación de nueva entidad (2), absorción y afectación de su patrimonio (2), revocación de la autorización del consejo de gobierno del Banco de España (1), cierre con cesión global de activos y pasivos (1), cierre con aportación de sus activos y pasivos (1) y cambio de objeto social (1).

El repaso histórico de las bajas nos muestra cómo, en 1998, de las 81 entidades que se dieron de baja, la mayor parte lo hicieron por acuerdo de la comisión ejecutiva. En 1999, se dieron de baja 47 entidades, por cierre definitivo como causa mayoritaria. El año 2000 fue un año protagonizado por las fusiones y absorciones en el sector: de las 50 entidades que se dieron de baja, 19 se debieron a este motivo. En 2001, la causa mayoritaria de las 34 bajas contabilizadas vuelve a ser el cierre definitivo, mientras que en 2002 las bajas por fusiones o absorciones vuelven a alcanzar las primeras posiciones (10 de las 25 bajas totales). En 2003, se producen 27 bajas, 11 de ellas por entidades que echaron el cierre definitivo. En 2004, se registraron 23 bajas, por renuncia y por cierre como motivos más comunes. En 2005, con 21 bajas, el cierre es también la causa mayoritaria. Como dato significativo en este año, cabe destacar que se produjeron cuatro bajas por revocación de la autorización del consejo de gobierno del Banco de España y 2 por acuerdo del Consejo de Ministros. Finalmente, en 2006 tan solo se produjeron 15 bajas, por cierre como causa mayoritaria.