Suspensión de Pagos. Clausura

Definición

Se procede a la clausura del procedimiento de Suspensión de Pagos, en el momento que en la constitución de la Junta no concurriese el número de acreedores necesario para la misma. Concretamente los créditos de los acreedores concurrentes y representados han de sumar al menos los tres quintos del pasivo del deudor. En caso de que no concurriese esta circunstancia el Juez levantará la sesión, declarando legalmente concluido el expediente.

Si el deudor no concurriese por sí, o especialmente apoderado, el Juez sobreseerá igualmente el expediente.

Consecuencias

  • Quedan sin efecto todos y cuantos pronunciamientos fueran acordados en el auto de declaración de suspensión de pagos, revocándose las medidas adoptadas.
  • Los asientos producidos en el Registro Mercantil se cancelarán en virtud de mandamiento judicial, transcribiendo la parte dispositiva de la resolución judicial firme por la que se concluye el expediente de la suspensión de pagos.
  • La actividad comercial del suspenso deja de estar sometida a una constante y total intervención.

Regulación legal

Art. 13 de Ley de 26 de julio de 1922, de Suspensión de Pagos.