Sentencia

DEFINICIÓN

Procedimiento por el cual se sustancian aquellas demandas relativas a la falta de pago de las cuotas establecidas por las comunidades de bienes inmuebles, tales como comunidades de propietarios, para el sostenimiento de las mismas.

En esta fase se dá cumplimiento a una resolución judicial que decide sobre el fondo del asunto, poniendo término al proceso.

Ésta se formula con la expresión del Tribunal o Juzgado que las dicta y exponiendo en párrafos separados y numerados los antecedentes de hecho y los fundamentos de derecho, finalizando con el fallo.

Debe ser clara, precisa y congruente con la demanda y demás pretensiones deducidas oportunamente en el pleito, condenando o absolviendo al demandado y decidiendo todos los puntos litigiosos que hayan sido objeto del debate.

En la sentencia se pone de manifiesto si los hechos relatados se han declarado o no probados en base a una valoración conjunta de las pruebas aportadas al juicio, base para la estimación o desestimación de la misma.

Si hay condena económica, se fijará su importe en condena líquida, o se establecerán, al menos, las bases con arreglo a las cuales deba hacerse la liquidación.

Busque una empresa y conozca si tiene incidencias judiciales

CONSECUENCIAS

  • En caso de no pagar la cantidad reclamada, ni comparecer alegando las razones de la negativa de pago, se despachará ejecución contra los bienes del moroso, abriéndose directamente la vía de apremio, por la cantidad adeudada más los intereses y costas previstos.
  • Si el deudor atendiera al requerimiento de pago, tan pronto como lo acredite se le hará entrega del documento en que conste la deuda y se archivarán las actuaciones.
  • La sentencia tendrá efecto de cosa juzgada.
  • Si el deudor comparece dentro de plazo y se opone parcialmente al pago, sólo se admitirá la oposición si acredita haber pagado o puesto a disposición del demandante, la suma que reconoce como debida.

REGULACIÓN LEGAL

Art. 21 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, de Propiedad Horizontal reformada por la Ley 8/1999, de 6 de Abril.