A.E.A.T. Embargo

DEFINICIÓN

Retención o intervención de bienes por la Agencia Estatal de Administración Tributaria, que tiene por objeto la posterior venta de éstos como garantía del pago de una reclamación de cantidad.

Cuando no sea posible efectuar la notificación al interesado por causas no imputables a la Administración tributaria e intentada al menos dos veces, se harán constar en el expediente las circunstancias de los intentos de notificación. Será suficiente un solo intento cuando el destinatario conste como desconocido en dicho domicilio o lugar.

En este supuesto se citará al interesado o a su representante para ser notificados por comparecencia por medio de anuncios que se publicarán, por una sola vez para cada interesado, por alguno de los siguientes medios:

  1. En la sede electrónica del organismo correspondiente.
  2. En el Boletín Oficial del Estado o en los boletines de las Comunidades Autónomas o de las provincias, según la Administración de la que proceda el acto.

En todo caso, la comparecencia deberá producirse en el plazo de 15 días naturales, contados desde el siguiente al de la publicación en la sede electrónica o la publicación del anuncio en el correspondiente Boletín Oficial. Transcurrido dicho plazo sin comparecer, la notificación se entenderá producida a todos los efectos legales el día siguiente al del vencimiento del plazo señalado.

Transcurrido el plazo de ingreso, sin haberse hecho el ingreso requerido, los Jefes de las Dependencias y Unidades de Recaudación dictarán providencia ordenando el embargo de bienes y derechos del obligado tributario, atendiendo siempre al principio de proporcionalidad, en cuantía suficiente para cubrir:

  1. El importe de la deuda no ingresada.
  2. Los intereses que se hayan devengado o se devenguen hasta la fecha del ingreso en el Tesoro.
  3. Los recargos del período ejecutivo.
  4. Las costas del procedimiento de apremio.

Si los criterios establecidos anteriormente fueran de imposible o muy difícil aplicación, los bienes se embargarán por el siguiente orden:

  • Dinero efectivo o en cuentas abiertas en Entidades de crédito.
  • Créditos, efectos, valores y derechos realizables en el acto o a corto plazo
  • Sueldos, salarios y pensiones
  • Bienes inmuebles
  • Establecimientos mercantiles e industriales
  • Metales preciosos, piedras finas, joyería
  • Intereses, frutos y rentas de toda especie
  • Bienes muebles y semovientes
  • Créditos, derechos y valores realizables a largo plazo

A solicitud del obligado tributario se podrá alterar el orden de embargo si los bienes que señale garantizan el cobro de la deuda con la misma eficacia y prontitud que los que preferentemente deban ser trabados y no se causa con ello perjuicio a terceros.

Cada actuación de embargo se documentará en diligencia, que se notificará a la persona con la que se entienda dicha actuación.

Efectuado el embargo de los bienes o derechos, la diligencia se notificará al obligado tributario y, en su caso, al tercero titular, poseedor o depositario de los bienes si no se hubiesen llevado a cabo con ellos las actuaciones, así como al cónyuge del obligado tributario cuando los bienes embargados sean gananciales y a los condueños o cotitulares de los mismos.

Contra la diligencia de embargo sólo serán admisibles los siguientes motivos de oposición:

  1. Extinción de la deuda o prescripción del derecho a exigir el pago.
  2. Falta de notificación de la providencia de apremio.
  3. Incumplimiento de las normas reguladoras del embargo contenidas en esta Ley.
  4. Suspensión del procedimiento de recaudación.

Busque una empresa y conozca si tiene incidencias con A.E.A.T

CONSECUENCIAS

  • En caso de incumplimiento de las órdenes de embargo por el deudor, las Unidades de Recaudación de la Administración Tributaria promoverán las actuaciones pertinentes, incluido en su caso el ejercicio de las acciones penales que procedan.
  • Una vez satisfecha la totalidad de la deuda, se alzará los embargos que pudieran subsistir para la ejecución forzosa de dicha deuda, acordando su entrega al apremiado o, en su caso, a quien conste como titular del bien o derecho objeto de enajenación.
  • No se embargarán los bienes o derechos declarados inembargables por las Leyes ni aquellos otros respecto de los que se presuma que el coste de su realización pudiera exceder del importe que normalmente podría obtenerse en su enajenación.

REGULACIÓN LEGAL

  • Art. 110 a 118 del Real Decreto 1684/1990 de 20 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Recaudación (vigente hasta el 1 de enero del 2006).
  • Art. 75 y siguientes del Real Decreto 939/2005, de 29 de julio, por el que se aprueba el Reglamento General de Recaudación (vigente desde el 1 de enero del 2006).
  • Art. 112, 169 y 170 de la Ley 58/2003, del 17 de diciembre, General Tributaria (vigente).