Ayuda Busqueda

España no deja de ser un ‘país de bares’

España no deja de ser un país de bares

Antes del estallido de la pandemia el censo de bares en España era de 181.230 locales. Eso significaba que había un bar por cada 190 habitantes. Tras la irrupción del COVID, patronales y organizaciones del sector de la hostelería avanzaban que las limitaciones y restricciones que se impusieron para evitar la propagación del virus obligarían a un 15% de los establecimientos a echar el cierre, perdiéndose, además, en torno a 200.000 empleos.

Lamentablemente, los últimos datos que recoge el Radar empresarial de Concursos de Acreedores y Creación de Empresas elaborados por el Gabinete de Estudios Económicos de axesor an Experian company, dan la razón a las anteriores previsiones. Hasta el mes de mayo los concursos de acreedores se dispararon casi un 304% en hostelería hasta alcanzar un total de 420 frente a los 104 del ejercicio de 2019. La cifra supone el máximo en toda la serie histórica.

A pesar de lo abultado y alarmante de la cifra, si miramos los datos del emprendimiento podemos afirmar que, como decimos en el título de este artículo, España no deja de ser un país de bares. Aunque tanto en términos absolutos como relativos la hostelería ha pasado a ocupar el quinto puesto entre las preferencias de los emprendedores, lo cierto es que entre enero y mayo se han constituido 4.022 nuevas sociedades en el sector (incluyendo bares, restaurantes y hoteles) lo que significa un 37,74% más que en el mismo periodo del año pasado. Es decir, en términos netos (nuevos negocios menos cierres) tendríamos un total de 3.602 locales hosteleros más. Negocios que, en su mayoría, nacen ya transformados e incorporan las nuevas tecnologías en su ADN. Por ejemplo, en el caso de los hoteles y casas rurales ya empezamos a ver cómo aprovechan herramientas como la Inteligencia Artificial (IA) y el blockchain para ofrecer reservas personalizadas a los viajeros y que éstos puedan realizar reservas a través de una aplicación propia que, además, elimina el coste de estar adscrito a plataformas de reservas vacacionales online y reduce al mínimo aquellos relacionados con la logística.

En el caso de bares y restaurantes quizá lo más tangible e inmediato es la desaparición de las cartas físicas. Desde que se levantaron las restricciones los pocos establecimientos que han recuperado el formato papel lo combinan con una pegatina o soporte con un código QR que descarga en nuestro móvil los platos, sugerencias y recomendaciones de la casa.

Tal y como hemos mencionado en alguno de nuestros artículos, no se trata de dibujar una letra escarlata sobre la espalda de un sector hostelero que representa en torno a un 6,2% del PIB (Producto Interior Bruto de España) y del 12,4% si ampliamos el espectro al sector turístico, sino de hacer de la necesidad virtud y aprovechar la llegada de los Fondos Europeos para reconvertir el sector y posicionarlo, de nuevo y de la mano de la colaboración público - privada, como referente a nivel mundial.

En cuanto a los citados Fondos Europeos o Next Generation esperamos que contribuyan tanto a frenar el incremento de concursos de acreedores, que nuestro último Radar refleja que se dispararon un 76,4%, como a incentivar la creación de nuevas empresas. Esto último, bien por efecto arrastre de las grandes que en aras de la recuperación y el previsible incremento de la demanda interna y externa necesitarán de nuevos proveedores o bien por el propio espíritu emprendedor que lleva caracterizando a la sociedad española desde la pasada crisis. En la que se pareció superar la barrera del ‘síndrome del funcionariado’ entre los jóvenes universitarios.

Dicho lo anterior y volviendo de nuevo al presente en lo que respecta a la creación de empresas, los datos del radar apuntan al alza y al verde un mes más (ya son cinco que presentan esta tendencia de forma consecutiva). Desde que empezase el año 2021 el emprendimiento no ha dejado de crecer. Así hasta mayo se han creado un total de 46.158 empresas frente a las 29.738 del mismo periodo de 2020, o lo que es lo mismo 55,2% más. Además, todos los sectores crecieron por encima del 10%. No obstante, habrá que ver si esta tendencia se mantiene o no en el largo plazo, ya que podría darse el caso de que el emprendimiento estuviese ejerciendo de sector refugio para muchos de los trabajadores que han sido expulsados del mercado laboral tras la pandemia, tal y como ya ocurrió en la pasada crisis económica. Esperemos haber aprendido la lección.

Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin