Ayuda Busqueda

El suministro de energía eléctrica, oasis en un desierto de emprendimiento

El suministro de energía eléctrica, oasis en un desierto de emprendimiento

La fotografía del emprendimiento en junio en España es la de una caída interanual generalizada. De los 20 sectores en los que axesor divide la actividad económica del país, todos, excepto uno, retroceden en número de empresas creadas en comparación con el mismo mes de 2018. El total de nuevas sociedades mercantiles ascendió en ese mes a 359, un 11,79% menos que un año atrás. El sector que protagonizó la excepción en el páramo emprendedor español en el que se erigió junio fue el del suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado. Y el crecimiento es, además, importante: un 54,26% más que el año pasado, con 199 sociedades mercantiles nuevas registradas, a cuya creación se destinaron 2.845,5 millones de euros. Esa cifra supone un incremento interanual del 119,32% en el capital suscrito, según revela el Gabinete de Estudios Económicos de axesor en el radar empresarial correspondiente al primer semestre del año.

Pero, ¿qué es exactamente el sector del suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado? Para ir situándonos podemos decir que es el sector en el que están las compañías eléctricas suministradoras, esas cuyos nombres le están viniendo ahora mismo a usted a la cabeza. Pero el sector incluye, además, a las productoras de energía eléctrica de origen nuclear, de origen térmico, eólico, etc. Y en él están también las productoras y distribuidoras de gas y las suministradoras de aire acondicionado, entre otras.  

El aumento interanual registrado en junio vino impulsado por la producción de energía eléctrica de otros tipos, es decir, la que no es -o no exclusivamente- hidroeléctrica, de origen térmico convencional, nuclear o eólico. Es aquí donde se ubican, por ejemplo, las empresas de energía solar. De las 199 constituciones registradas en junio, 178 se registraron aquí. Geográficamente llama la atención la gran concentración en Madrid, donde se crearon 61, un poco menos de un tercio del total. Le siguió la Comunidad Valenciana, con 38; Andalucía, con 25, y Cataluña, con 10.  En el resto de las comunidades, la cifra se situó en seis o por debajo, y no en todas hubo nuevas sociedades mercantiles en este sector.

La agilidad emprendedora en el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado no ha sido algo aislado en junio. En los primeros seis meses del año, el número de nuevas sociedades mercantiles se ha elevado en él en un 117,69% en comparación con el mismo periodo del año anterior y ha sumado 27.067,7 millones de euros para ello, un capital suscrito que es un 186,45% superior al del primer semestre de 2018.  Esa gran subida rompió con la media de un semestre en el que se crearon 51.734 empresas, un 3,53% menos que en el mismo periodo del año anterior. De las 1.674 empresas que abrieron sus puertas en el sector del suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado entre enero y junio, el mayor pico se registró en mayo, con 493, y el mes con menos constituciones fue enero, con 173. Del total de 1.674, 1.411 se enmarcaron en el subsector de la producción de energía eléctrica de otros tipos.

En un momento en el que se habla mucho de transición ecológica y se adoptan políticas públicas para llevarla a cabo (recuérdese que España tiene incluso un ministerio con ese nombre y que la regulación del sector eléctrico está siendo objeto de una reforma), una reciente publicación del Instituto Nacional de Estadística (INE) apunta un retroceso de la aportación del sector del suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado al gasto total que hace la industria española en protección medioambiental. No obstante, hay que tomar con cierta precaución los datos del INE a los que nos referimos -la Encuesta de gasto de la industria en protección ambiental- porque, aunque han sido publicados este mes de julio, se refieren al año 2017. Es decir, en la actualidad puede haber cambiado la situación con el impulso del discurso y las políticas a favor de una transición ecológica sostenible.

De los 2.519 millones de euros gastados por la industria en 2017 para proteger el medioambiente (y que supone una media del 0,42% sobre su cifra de negocios total), el sector que nos ocupa en este post aportó casi 326,5 millones de euros (un 13% sobre el total del gasto de la industria y un 0,37% de la cifra de negocio, situándose así por debajo de la media). Esos casi 326,5 millones de euros son además un 16,7% menos que un año atrás.

Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin