Ayuda Busqueda

Las siete claves fiscales para las empresas en 2019

Las siete claves fiscales para las empresas en 2019

El escenario fiscal para las empresas en 2019 se presenta incierto. A la inquietud por el Brexit y la posibilidad fehaciente de que éste sea sin acuerdo, se suma que el Gobierno incluye importantes cambios en el Impuesto sobre Sociedades en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 que no sé sabe si se van a aprobar. Y a su vez tramita dos nuevos impuestos, las llamadas 'tasas Google' y 'Tobin', dirigidos a las empresas, sobre los que tampoco hay certezas absolutas. Menos avanzado está un anteproyecto de ley de medidas de lucha contra el fraude que también tiene impacto empresarial, pero que prevé aprobarse este año. Además, el Ejecutivo tiene que impulsar en 2019 una reforma de la Ley General Tributaria para adaptarse a la Directiva de operaciones transfronterizas, que supone más controles sobre los asesores fiscales. A continuación, analizamos en detalle las claves fiscales imprescindibles que tendrán que tener en cuenta las empresas (y las pymes en particular) durante este complejo año:

El Brexit

La Agencia Tributaria (AEAT) ofrece ayuda de urgencia a las empresas por el Brexit. Les ha remitido una carta y ha habilitado un apartado en su web en los que detalla los desafíos fiscales más perentorios, que atañen a Aduanas, IVA e Impuestos Especiales. Desde el punto de vista aduanero, la salida implicará que los flujos de mercancías entre España y Reino Unido dejarán de tener la consideración de operaciones intracomunitarias para pasar a estar sujetos a formalidades aduaneras. Dichas formalidades incluyen la presentación de una declaración aduanera de importación/exportación o vinculación a otro régimen aduanero para cada envío, la realización de controles aduaneros, el pago de derechos arancelarios y otros gravámenes que se devenguen a la introducción o la necesidad de obtener certificaciones sanitarias, fitosanitarias, de calidad o de otro tipo para poder disponer de sus mercancías. Por estos motivos, avisa la Agencia, el Brexit puede tener un efecto significativo en la organización y en los flujos logísticos de las empresas.

Golpe a los dividendos

Y más allá de factores externos, el Gobierno prepara una serie de cambios, empezando por los dividendos. El mayor golpe fiscal que contienen los Presupuestos es el gravamen del 5% sobre los dividendos del extranjero, una medida que puede suponer doble imposición. Junto con el establecimiento de un tipo mínimo del 15%, el Ejecutivo calcula que puede recaudar cerca de 1.800 millones de euros.

Tipo mínimo

Del mismo modo, el Ejecutivo también quiere imponer un tipo mínimo en el Impuesto sobre Sociedades del 15% sobre base imponible, del 18% para bancos y empresas de hidrocarburos. Las últimas estadísticas de la AEAT muestran que no hay ninguna horquilla de empresas afectada por un tipo mínimo del 15% sobre base imponible, aunque puede haber casos concretos que sí lo estén.

Rebaja para pymes y deducción’ feminista’

Por otra parte, las subidas de impuestos a las empresas se han compensado con una rebaja de dos puntos del tipo nominal del impuesto, del 25% al 23%, para empresas con una facturación de menos de un millón de euros. Hacienda estima que esta medida tendrá un coste para las arcas del Estado de unos 260 millones de euros y beneficiará a 350.000 empresas. Los Presupuestos también introducen una deducción para empresas que incorporen mujeres a su consejo de administración. Será en cuota, del 10% de las retribuciones de estas consejeras.

‘Tasa Google’

Y dentro de los cambios fiscales impulsados, uno de los que destaca es el impuesto sobre determinados servicios digitales, que prevé recaudar unos 1.200 millones de euros, establece un gravamen del 3% sobre los ingresos obtenidos por publicidad, servicios de intermediación y venta de datos online. El tributo se liquidará trimestralmente y se aplicará a las tecnológicas que facturen más de tres millones de euros en España y 750 millones en el resto del mundo. La ley entrará en vigor a los tres meses de su publicación en el BOE. El Gobierno ha aclarado que será deducible y que las operaciones entre empresas del mismo grupo participadas directa o indirectamente al 100% estarán exentas.

‘Tasa Tobin’

Además, el sector financiero tendrá su particular nuevo gravamen: la llamada ‘Tasa Tobin’. El impuesto sobre transacciones financieras, que prevé recaudar 850 millones de euros, gravará un 0,2% las operaciones de compraventa de acciones de empresas españolas con una capitalización bursátil superior a 1.000 millones de euros, que cada año aparecerán recogidas en un listado que publicará Hacienda. También entrará en vigor a los tres meses de su publicación en el BOE. La 'tasa Tobin' no afectará a las salidas a Bolsa, reestructuraciones empresariales, operaciones entre sociedades del mismo grupo ni cesiones temporales, la deuda y los derivados. El encargado de liquidar será el intermediario financiero, con independencia de la residencia de quienes intervengan en la operación. Habrá una declaración anual y una liquidación mensual. La tasa gravará también las operaciones intradía.

Medidas contra el fraude y más control sobre asesores

Por último, el Ejecutivo prepara un anteproyecto de medidas de lucha contra el fraude que rebajará el límite de efectivo para operaciones entre profesionales de 2.500 a 1.000 euros y que prevé incluir en la lista de morosos a administradores de empresas como responsables solidarios o subsidiarios. A su vez, Hacienda prepara la trasposición de la Directiva de operaciones transfronterizas, por las que los abogados y asesores fiscales deberán informar de las operaciones sospechosas de ser planificación fiscal en un plazo de 30 días. La norma entrará en vigor antes de que acabe el año, pero se deberá informar de operaciones realizadas desde julio de 2018. Se va a regular el secreto profesional, lo que tendrá impacto en las profesiones afectadas y también en sus clientes, entre ellos, las empresas. Hacienda estudia que haya que informar también de las operaciones nacionales.

En definitiva, estas son las claves que las empresas tendrán que gestionar adecuadamente sí o sí para sobrevivir a un 2019 que se presenta con pocas certezas tributarias, algo a lo que en cualquier caso ya están acostumbradas.

Mercedes Serraller es periodista especializada en información económica y fiscal en el diario Expansión. Es licenciada en Filología Inglesa y Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo en el diario El Mundo. Comenzó a trabajar en ese periódico, pero desde 2007 desarrolla su carrera profesional en Expansión. Es autora del libro “¿Por qué pagas más impuestos que Apple?” (Editorial Conecta, Penguin Random House, 2014) y también imparte conferencias sobre Economía y Finanzas.

Categorías: Estudios y Análisis

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin