Ayuda Busqueda

Construcción y Servicios tiran del carro de la economía española

Europa entera se ralentiza y, sin embargo, la economía española apenas se resiente. Los vientos de cara soplan cada vez con más fuerza: encarecimiento del petróleo; desaceleración global; síntomas de recalentamiento en motores como EE UU; déficit comercial en máximos de cinco años; ahorro de los hogares en mínimos; incremento del riesgo geopolítico… pero nada, ahí sigue el carro de la economía española avanzando casi imperturbable. Así, las ventas totales de las grandes empresas continúan mejorando a buen ritmo y esperamos que España alcance en 2018 su sexto año consecutivo de crecimiento, con una expansión del 2,9% según se constata en el Boletín Mensual de Coyuntura Económica FOCUS brief, que acaba de publicar nuestro Gabinete de Estudios Económicos. En este informe identificamos a los dos grandes titanes que están tirando del carro de la economía española: Construcción y Servicios.

En efecto, la Construcción vuelve por sus fueros, sacando músculo y exhibiendo una fuerza que impresiona. Tira con mucha energía de la economía española, con un crecimiento de las ventas del 4,6% en mayo, según se detalla en el FOCUS brief, y llamando especialmente la atención en el caso de las ventas interiores, donde las ventas dirigidas al sector de la construcción llegaron a crecer un 6,5% en mayo, frente al promedio general del 3,6%. Y los indicadores adelantados de actividad confirman que la construcción va para arriba, tanto en obra civil, como en el sector residencial.

Si la vivienda se convirtió en la zona cero de la crisis, ahora es uno de los dos grandes colosos que tira del carro, justo cuando empiezan a pintar bastos en el plano de la economía global. La demanda de vivienda no para de aumentar (a ritmos del 15% interanual), de manera que los visados de obra nueva experimentan crecimientos superiores al 28% y acercan ya a las 100.000 viviendas anuales. Eso sí, las cifras están todavía alejadas de los niveles de la burbuja y los bancos mantienen un elevado nivel de exigencia a la hora de conceder préstamos hipotecarios, los tiempos en los que el crédito fluía con abundancia no parece que vayan a volver. No estamos ante un gigante de pies de barro, sino ante un titán sólido y en buen estado de salud.

El otro coloso que se está echando a los hombros la tarea de tirar de la economía española es el sector servicios, mostrando un crecimiento de las ventas del 4,8%. Dentro del sector servicios, el turismo siempre ha merecido un capítulo aparte, avanzando con una energía increíble y batiendo un récord tras otro. Tanto recorrido lleva encima que ahora ya está empezando a dar algunos síntomas de cansancio y por primera vez en los últimos 10 años va a crecer por debajo del PIB, concretamente un 2,6%. Pero llegan fuerzas renovadas para el sector, porque los datos de ventas exteriores de las grandes empresas, que también recogen otras exportaciones distintas a las del turismo, muestran una mejoría considerable en la última primavera, apuntando a que las exportaciones de bienes y servicios españoles van a coger cada vez más fuerza en los próximos meses.

Con estos dos puntuales tirando del carro, la economía mantiene en definitiva unas sólidas perspectivas de crecimiento. Pero, cuidado, porque como decíamos al comienzo, el camino no está ni muchos menos despejado. Por eso, no conviene olvidar los grandes retos que hay por delante, como la necesidad de mejorar el potencial de crecimiento, la competencia en algunos sectores y darle un impulso decidido a la innovación tecnológica.

DESCÁRGATELO AHORA

Etiquetas: axesor economía España FOCUS

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin