2017: el año en el que todas las tendencias cambiaron de dirección

2017: el año en el que todas las tendencias cambiaron de dirección

El ejercicio 2017 se recordará como el año en el que se dieron la vuelta a las tendencias que mantenía el tejido empresarial español en materia de concursos de acreedores, creación de empresas y ampliaciones de capital , los indicadores que componen nuestro Radar Empresarial. En el año 2017 los concursos de acreedores aumentaron por primera vez después de tres años consecutivos a la baja, al cerrar el año con 4.211 incidencias (+2,2%); la creación de empresas puso fin a una racha de siete años consecutivos creciendo y retrocedió un 7,5%, con 94.943 altas registradas, y, por último, las ampliaciones de capital interrumpieron una tendencia de tres años a la baja, con un incremento de nada menos que el 24,8% respecto a 2016 , para situarse en 40.437,8 millones de euros, según los datos que acaba de publicar nuestro Gabinete de Estudios Económicos.

El cambio de dirección en el caso de los concursos de acreedores se debe fundamentalmente a que los sectores de comercio e industria manufacturera han interrumpido el fuerte proceso de ajuste que venían exhibiendo desde 2013. Ambos se encuentran en niveles bastante bajos si se comparan con los años más intensos de la crisis económica. Pero los dos sectores parecen emitir señales que su caída parece estar tocando fondo. Así, los concursos del sector comercial crecieron un 11,8% en 2017 y se situaron en 970 incidencias. En la industria manufacturera, el aumento fue del 6,4%, hasta los 595 casos.

Y el sector del comercio es de nuevo clave para explicar qué ha pasado con la creación de empresas. El sector comercial ha sido siempre el preferido por los emprendedores españoles. Tan es así que en los últimos 10 años se han dado de alta más de 206.000 sociedades en esta clase de actividad. Sin embargo, el ímpetu emprendedor se frenó notablemente en 2017. En el año recién terminado se crearon 20.628 empresas inscritas en el sector de comercio, más de una cada cinco sociedades nacidas en España durante 2017. Pero aun tratándose de una cifra elevada, es la más baja para este sector desde el año 2011 y supone un retroceso del 11,5% en tasa interanual.

Cuando hablamos de ampliaciones de capital la ruptura de tendencia viene dada por la intensa actividad de dos sectores con profundas conexiones entre sí: la banca y las actividades inmobiliarias. Al calor de la ejecución del rescate financiero aprobado por la Unión Europea en 2012, el sector financiero entró en una espiral de fuerte actividad, llegando a alcanzar los 50.730 millones de euros en 2013. Una vez completado el rescate, la banca regresó a niveles mucho más moderados, con poco más de 10.000 millones al año. Toda esa tendencia cambió a partir del pasado mes de junio, cuando se intensificó el saneamiento del sector bancario y de algunas sociedades inmobiliarias vinculadas a la industria financiera, a lo que se suma el resurgir del mercado inmobiliario, cuya actividad está alcanzando un dinamismo no visto desde antes del estallido de la burbuja. El resultado final: 15.715,6 millones de euros captados por las empresas de actividades financieras y de seguros (+46,7%) y el récord histórico de 9.312,3 millones de euros en el sector inmobiliario (+61,9%).

Balance de 10 años de crisis

Por otra parte, 2017 es el año en el que el PIB terminó de cerrar la brecha abierta a raíz del estallido de la crisis financiera internacional a finales del año 2008. Como señalábamos en nuestro reciente post El comercio y la construcción: el par de ases del emprendimiento, a lo largo de estos 10 años se han creado en España 922.000 sociedades, con el sector comercial como líder absoluto del espíritu emprendedor.

En ese mismo periodo de tiempo, también muchas empresas se han ido a la quiebra. En concreto, 53.563 sociedades de capital han recurrido a la fórmula del concurso de acreedores. La inmensa mayoría de ellas han terminado cerrando, pues en España el concurso sigue siendo más un proceso de liquidación ordenada que una segunda oportunidad para las compañías afectadas. En la estadística concursal, el sector donde han tenido lugar más procesos es la construcción, con 15.840 casos.

Por último, el volumen captado a través de ampliaciones de capital entre 2008 y 2017 ronda el medio billón de euros, en términos nominales y corrientes, con 498.335,4 millones de euros acumulados. El sector financiero ha sido la actividad prominente, con nada menos que 200.365,3 millones de euros registrados.

Esperamos que 2018 sea el quinto año consecutivo de crecimiento para la economía española. Nuestra previsión es que el déficit público esté bien controlado, el desempleo vaya en claro retroceso y las perspectivas en el mercado exterior sean excelentes. Sin embargo, aunque hayamos dicho adiós a la crisis, todavía es necesario abordar temas de gran calado como la vulnerabilidad que supone la elevada deuda externa, la mejora del empleo de calidad, la sostenibilidad del sistema de pensiones o la crisis política abierta en Cataluña. Un escenario de expansión económica proporciona una base idónea para afrontar con éxito estos retos.

Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin