España se escapa del pelotón para ganar la carrera

España se escapa del pelotón para ganar la carrera

Un año más España encabeza la carrera del crecimiento económico y abre brecha con el resto del pelotón. En nuestro último boletín mensual de coyuntura económica FOCUS brief, que acabamos de publicar, confirmamos nuestra previsión de crecimiento del 3,1% para 2017, muy por encima del resto de la zona euro (que crecerá aproximadamente un 2%), el dato preliminar del segundo trimestre arroja un crecimiento del 0,9%, si bien los datos definitivos se conocerán en las próximas semanas. Hasta el propio FMI ha calificado de “impresionante” la escapada que está haciendo España en materia de crecimiento y creación de empleo.

Entre los puntos fuertes que hacen que España saque tanta ventaja a los demás destacan los grandes ajustes en competitividad acometidos por las compañías españolas; el importante esfuerzo de internacionalización realizado por las empresas (el peso de las ventas en el exterior ha crecido nueve puntos en 10 años para las grandes empresas, hasta suponer el 24,6% del total); la facilidad de crédito impulsada por el BCE, y la relativa debilidad del euro.

Estos dos últimos elementos son comunes al resto del área euro. Y es que Europa entera se está beneficiando de la recuperación mundial del comercio. España está sabiendo recoger muy bien los frutos de esa tendencia positiva, con el objetivo de consolidar su ventaja. Así, la aceleración del ciclo de inversión en Europa, tal y como anticipa la mejora generalizada de las ventas de bienes de equipo, beneficia a España, ya que el principal destino de sus exportaciones son precisamente sus socios de la eurozona. No es casualidad que las exportaciones al mercado comunitario pasaron de crecer un 1,4% en abril a mejorar un 7% en mayo en términos interanuales, según los datos que recoge nuestro boletín.

Por otra parte, si bien es verdad que nunca llueve a gusto de todos y que la masificación del turismo está causando algunos quebraderos de cabeza, especialmente en las grandes ciudades, lo cierto es que los visitantes no dejan de regar con dinero fresco la locomotora de la economía española. Cada mes que pasa, el turismo hace un nuevo récord. En cinco meses, el gasto de los turistas internacionales creció un 14,7% en comparación con el año anterior y el número total de turistas aumentó un 11,6% hasta llegar a 28 millones (más de 185.000 al día). Y todavía falta el plato fuerte del verano. Además, los españoles también se están animando a salir de casa y como muestra, un dato: las pernoctaciones de residentes crecieron en junio un 4,5% en tasa interanual, después de cinco meses de apático estancamiento en la estadística. España se está beneficiando de factores económicos, como la consolidación del precio del petróleo en niveles moderados, y también geopolíticos, ya que la amenaza del terrorismo islámico está pasando factura a otros destinos, particularmente en el Mediterráneo, donde los viajeros ya no quieren aventurarse.

Con este rito de pedaleo, es difícil para el resto del pelotón pueda seguir el ritmo que marca la economía española. Es tal la velocidad alcanzada que España incluso ha conseguido corregir su desequilibrio exterior, hasta el punto de que el primer trimestre del año se cerró con una capacidad de financiación frente al resto del mundo de 1.498 millones de euros (el 0,5% del PIB intertrimestral). Hace solo un año, las balanzas de la cuenta corriente seguían pasando apuros con unas necesidades de financiación de 422 millones de euros. Este cambio es fundamental, España consigue así seguir haciéndose grande, pero adelgazando: se aúnan crecimientos del 3% con el necesario desapalancamiento de empresas y familias.

Pero esta espectacular arrancada también tiene su aspecto negativo, como es la creciente desigualdad social. De hecho, a pesar de haber recuperado los niveles de PIB de 2008 se han perdido alrededor de 30.000 millones de rentas salariales en ese lapso de tiempo. Esto ocurre porque la recuperación del mercado laboral se está haciendo principalmente a base de empleo de baja calidad y así va a ser muy difícil cuadrar las cuentas públicas. Hay más puntos negros en el camino: por ejemplo, pese a todos los esfuerzos, el endeudamiento también sigue siendo elevado (se partía de un punto terriblemente alto y cuesta bajar esa montaña) y el modelo económico aún tiene pendiente centrarse en competir vía valor añadido, en lugar de hacerlo por precios. Sin olvidar que buena parte del éxito se debe al empujón de coloso propiciado por el BCE en forma de compras masivas de deuda. Pero mientras España siga en cabeza, estará en las mejores condiciones posibles para afrontar sus asignaturas pendientes.

Os invitamos a leer el análisis completo descargando el boletín mensual de coyuntura FOCUS Brief en el siguiente enlace.

 

DESCÁRGATELO AHORA

 

Gabinete de Estudios Económicos de [axesor]
Etiquetas: axesor economía empresas España FOCUS

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin