Un elefante irrumpe en las ampliaciones de capital

Un elefante irrumpe en las ampliaciones de capital

Todo ha cambiado de repente. Las ampliaciones de capital del tejido empresarial español llevaban años bajando de intensidad. No es que a la estadística estuvieran empezando a salirle telarañas, pero es cierto que cada vez se movilizaba menos dinero, ante la clara mejoría de la actividad económica, la reactivación del flujo de crédito y el aparente final de los procesos de reestructuración del sector bancario. Si 2016 marcó mínimos de la crisis en términos de volumen, los dos primeros meses de este año eran los de menor importe acumulado desde la entrada en vigor del euro. Y entonces llegó junio… llegó el récord histórico de 8.336,8 millones de euros (un incremento interanual del 149% según los cálculos de nuestro Gabinete de Estudios Económicos), que eleva el saldo semestral a 23.521,7 millones de euros, el nivel más alto en tres años. ¿Qué ha sucedido? Lo que ha ocurrido es que un grupo empresarial ha irrumpido con la fuerza atronadora de un elefante, llevando a cabo operaciones de gran calado a través de diversas sociedades en los sectores inmobiliario y financiero.

Al igual que los elefantes son animales que pueden arrasar con todo a su paso por su gran tamaño, este grupo empresarial que puso en junio patas arriba la estadística concursal, también ostenta unas dimensiones formidables y arrasó prácticamente con siete de cada 10 euros movilizados en España a través de ampliaciones de capital. Así, tres operaciones realizadas por tres empresas, inmobiliarias pertenecientes al mismo grupo captaron respectivamente 2.750, 1.400 y 276,25 millones de euros, llevando en volandas al sector de actividades inmobiliarias a registrar un récord mensual histórico de 4.691,8 millones de euros, 17 veces más que los importes movilizados en el mismo mes del año pasado. Es decir, el 94% de todo el dinero captado por el ladrillo lo engulló este grupo societario. Se ha de señalar, que son muy remotas las probabilidades de que este elefante vuelva a irrumpir en la estadística, o que estemos ante el comienzo de una estampida de elefantes que devuelvan las ampliaciones de capital hasta los niveles de 2013, cuando en plena tormenta financiera llegaron a captarse 29.360 millones de euros en un solo mes (enero). En resumidas cuentas, no hablamos de un cambio de tendencia, sino de un hecho puntual y extraordinario.

Este record en las ampliaciones de capital, también se ha visto apoyado por el sector de actividades financieras y de seguros, aunque también relacionado con nuestro elefante ya que de los 2.321,1 millones de euros que se anotó el sector financiero en ampliaciones el mes pasado, 1.346,5 millones también responden a una operación del mismo grupo, que apeló a los inversores en el sector inmobiliario. En conclusión, un único grupo ha cubierto unas necesidades de capital superiores a los 5.760 millones de euros, algo que obviamente no es el pan nuestro de cada día en el empresariado español. De hecho, los volúmenes acaparados por este gigante son superiores a lo que se han obtenido, sumadas todas las empresas mercantiles de España, en cualquier mes de los dos últimos años. Restadas las operaciones del voluminoso grupo, los importes totales en junio habrían sido de poco más de 2.560 millones de euros; estaríamos hablando de nuevo de la tendencia bajista de las ampliaciones de capital.

Este abrupto repunte ha hecho que el saldo de los seis primeros meses de 2017 sean un 31% superior al del mismo periodo de 2016. Y a pesar de todo ello, actualmente 26 de las 50 provincias que tiene España están en números rojos en la comparativa interanual del primer semestre, incluyendo las comunidades uniprovinciales de Asturias, Baleares, Cantabria, Murcia y Navarra.

De los 23.521,68 millones de euros acumulados, prácticamente 15.540 millones han terminado en los sectores financiero, inmobiliario y de la construcción, dos de cada tres euros captados. El elefante ya se aleja, pero ¿volverá este u otro similar? La respuesta dependerá de cómo se orqueste la inacabada reestructuración del sector financiero.

Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin