¿Invertir o ahorrar? El ser o no ser de las empresas de las economías desarrolladas

| 10 abril 2017

La Demanda de Inversión en las Economías Desarrolladas

Presentamos la nueva Hoja de Análisis realizada por nuestro Gabinete de Estudios Económicos de Axesor titulada La Demanda de Inversión en las Economías Desarrolladas. En este informe se analizan las consecuencias del déficit crónico de producción e inversión que está teniendo lugar en las principales economías del mundo. La recuperación de los resultados empresariales, a medida que la peor parte de la crisis queda más lejos, no se está traduciendo en un incremento notable de la inversión corporativa. Antes que invertir en incrementar la capacidad productiva o la innovación, las empresas están optando por engordar la hucha. Los datos indican claramente que las empresas no financieras muestran una capacidad de financiación cada vez mayor, superando año tras año su nivel de ahorro al de inversión.

Es un fenómeno global. La acumulación de liquidez empresarial se viene gestando a lo largo de las últimas tres décadas. En el sector corporativo alemán, el ahorro ya equivale al 3,7% del PIB y en España es del 2,8%. En EE UU, que como primera economía del mundo que todavía es suele marcar tendencia, el ahorro empresarial se ha duplicado a lo largo de la crisis y equivale ya al 12% de los activos. Básicamente, las empresas no terminan de verlo claro. La incertidumbre sobre la economía empieza a hacer crónica y ante esta falta de visibilidad, las empresas apuestan por dedicar recursos a la recompra de acciones o tratar de seducir al inversor con los cantos de sirena de los dividendos. En las grandes corporaciones, el volumen desembolsado en dividendos ha llegado a superar en alguna ocasión los beneficios netos.

En España, la caída de la inversión empresarial es manifiesta: en un contexto de estancamiento del PIB ha retrocedido nada menos que 10 puntos porcentuales a lo largo de la última década, pasando del 31% al 21% del PIB. Y desde el ámbito público, los datos reflejan que la inversión pública ha caído un 60% respecto a los niveles pre-crisis.

En definitiva, las expectativas sobre lo que está por venir son limitadas. Esta desconfianza se ha convertido en una auténtica rémora para incentivar la inversión empresarial. El resultado amenaza con desembocar en un efecto en cadena sobre el que conviene tomar medidas: menos inversión conduce a una caída estructural de la demanda; el ajuste de la demanda lleva a un bajo crecimiento económico, que termina derivando en un retroceso del crecimiento potencial. España debe actuar, pues, en políticas que favorezcan el crecimiento a largo plazo, fundamentalmente en aquellas políticas que permiten la acumulación de conocimiento tecnológico. El momento de hacerlo es ahora, cuando todavía se cuenta con una fuerte inercia actual en el crecimiento económico (el PIB creció un 3,2% en 2016 y esperamos que este año lo haga un 2,7%) y además la mirada de los grandes inversores internacionales está de nuevo puesta en España, una vez que se ha desactivado el riesgo-país que caracterizó la coyuntura de los mercados de capitales en los peores años de la crisis.

No se puede obviar otro efecto muy relevante, que es el del envejecimiento de la población. El mundo moderno se caracteriza en las economías desarrolladas por una media de edad cada vez más avanzada. Sin hablar todavía de gerontificación de la sociedad, un menor crecimiento de la población en edad de trabajar se traduce en un menor crecimiento potencial del empleo, un menor crecimiento del PIB y la renta per cápita, una ralentización en innovación y productividad, todo lo cual termina teniendo como consecuencia un incremento en términos relativos de la deuda pública y privada.

Ese es el telón de fondo por el que a partir de ahora transitará la economía española y al que, en consecuencia, tendrá que reaccionar para contrarrestar sus efectos adversos.

Os invitamos a descargaros el informe en el siguiente enlace

 

DESCÁRGATELO AHORA

  

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor
Categorías: Estudios y Análisis

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin