Las ampliaciones de capital: el termómetro de la crisis de la construcción

Las ampliaciones de capital: el termómetro de la crisis de la construcción

Más allá del necesario cambio de modelo económico de España, lo cierto es que la construcción es uno de los sectores fundamentales del tejido empresarial español y una de las actividades más golpeadas por la crisis, hasta el punto de que prácticamente una de cada tres empresas que han entrado en concurso durante esta crisis pertenece a la construcción. El sector está muy lejos todavía de su normalización y un indicador que sirve de termómetro de la situación es el de la estadística de ampliaciones de capital, que nuestro Gabinete de Estudios Económicos acaba de publicar en la segunda edición mensual de su radar empresarial: las ampliaciones de capital de las empresas constructoras retrocedieron un 26% en el mes de octubre, mientras que en el año llevan una caída superior al 21% en términos interanuales. Los 3.218,8 millones de euros acumulados por la construcción entre enero y octubre sitúan el volumen de este recurso de financiación en mínimos históricos. Estas cifras representan un 11,9% de los 26.998,75 millones canalizados este año por las sociedades mercantiles españolas vía ampliaciones de capital.

Mediante las ampliaciones de capital, las empresas obtienen capital para financiar su actividad y sus proyectos de expansión, apelando a los accionistas, nuevos o ya existentes, en lugar de recurrir a préstamos bancarios o a la emisión de deuda. Desde el comienzo de la crisis hasta la fecha, el sector ha efectuado ampliaciones por un valor superior a 70.408,5 millones de euros. Es el 16,5% de los 452.482,76 millones de euros registrados en ampliaciones de capital por parte del tejido empresarial español, unos importes que equivalen a aproximadamente el 45% del PIB. Los datos ponen de manifiesto que la construcción ha perdido este año relevancia en el conjunto del tejido empresarial, en lo que se refiere a los importes captados vía ampliaciones.

El sector más importante de todos en ampliaciones de capital es el de actividades financieras y seguros, con 175.435,89 millones de euros, un 38,77% del total. El tercero en importancia es de actividades inmobiliarias, con 57.426,84 millones de euros, un 12,69%. Es decir, juntos, banca, constructoras e inmobiliarias suman 303.271,23 millones de euros, un 67,9% del total, o lo que es lo mismo, dos de cada tres euros captados en España a través de ampliaciones de capital.

En paralelo, la actividad de la construcción está experimentando unos movimientos de envergadura en lo que se refiere a las reducciones de capital. Las reducciones de capital suelen estar motivadas por una situación grave de pérdidas o un descenso muy profundo de las ventas. Desde el comienzo de la crisis, las empresas de la construcción han reducido capital por un importe de 28.565,98 millones de euros, Solo en el mes de octubre las reducciones de capital de las constructoras sumaron 859,37 millones de euros, el dato más elevado desde noviembre del año pasado y un incremento del 200,6% en la comparativa interanual.

La situación de interinidad del Gobierno durante casi un año; la caída de ingresos fiscales y las restricciones presupuestarias derivadas de la necesidad de consolidar las cuentas públicas a nivel central, autonómico y local ha derivado en un desplome de las licitaciones de obra pública que claramente ha afectado al sector de la construcción. Las grandes empresas del sector han encontrado una solución en la internacionalización, donde su elevado know-how les ha permitido competir en los grandes concursos internacionales. Sin embargo, el sector se enfrenta ahora al desafío de la debilidad económica mundial y la creciente incertidumbre geopolítica. Dado el peso de la construcción en la economía española, se hace imprescindible seguir la evolución del sector con especial atención.

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor
Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin