En España se crean casi 500 empresas al día, ¿habrá mercado para todas?

| 08 septiembre 2016

En España se crean casi 500 empresas al día, ¿habrá mercado para todas?

Mientras la política española permanece incapaz de romper la parálisis que la atenaza, la economía mantiene su velocidad de crucero (la previsión contenida en nuestro último informe de coyuntura FOCUS es de un crecimiento muy próximo al 3%) y la iniciativa emprendedora cambia de marcha y acelera a toda velocidad. De acuerdo con los datos recopilados por nuestro Gabinete de Estudios Económicos y publicados en nuestro Radar Empresarial, en agosto se dieron de alta 7.348 sociedades, un aumento del 28,6% comparado con el mismo mes del año pasado. Nunca en toda la crisis el mes de agosto se había saldado con más de 7.000 nuevas sociedades dadas de alta, lo que puede servir para hacerse una idea de la efervescencia de la actividad emprendedora. Entre enero y agosto, se han inscrito en el registro 73.229 sociedades, unos niveles solo superados por el año 2008. Teniendo en cuenta los días laborables, el dato arroja un promedio de unas 491 nuevas empresas al día. Esto en un contexto en el que la cifra de parados registrados en las oficinas públicas de empleo ronda los 3,7 millones de personas; el volumen del PIB aún no ha regresado a los niveles pre-crisis, aunque está en camino de ello, y las ventas de bienes y servicios de capital siguen todavía al mismo nivel que a finales de los años noventa y muy lejos de los años de apogeo de la economía española. Ante esta situación, la apertura al mercado exterior se presenta como el camino indicado para las empresas españolas, aunque, en este sentido, una de las tareas pendientes del tejido empresarial nacional es aumentar en tamaño.

La creación de empresas va, pues, camino de superar las 100.000 sociedades por ejercicio por primera vez desde el año 2008 en el que será su séptimo año consecutivo de crecimiento. El sector preferido por los emprendedores españoles es el de actividades de comercio y distribución, que lleva 16.612 altas en lo que va de año. Desde que el emprendimiento recuperó la senda alcista en 2010, se han inscrito casi 140.000 empresas en este sector; es decir, una de cada cinco de las más de 610.000 empresas creadas en España durante los últimos siete años.

Otro de los datos llamativos en la actividad emprendedora es la pujanza de la actividad inmobiliaria. Hace meses que se habla de la recuperación del sector, si bien el stock de viviendas nuevas sin vender o alquilar todavía ronda el medio millón, según el Ministerio de Fomento. En todo caso, la compraventa de viviendas está en máximos de tres años y las previsiones contenidas en nuestro último boletín de morosidad PULSE apuntan a que la morosidad hipotecaria continuará a la baja, mientras que la venta total de viviendas seguirá exhibiendo ratios de crecimiento de dos dígitos durante los próximos meses. El florecimiento inmobiliario tiene su reflejo en 636 nuevas empresas inmobiliarias creadas en agosto, un crecimiento del 41,3% en términos interanuales, y 5.703 en el conjunto del año, un 21,8% más que en 2016. A pesar de ello, todo tiene sus límites y los expertos coinciden en que una parte del stock acumulado es invendible, del mismo modo que la recuperación de los precios del ladrillo se está dando principalmente en las zonas Premium. No hay que olvidar que la capacidad adquisitiva sigue estando fuertemente restringida y que las entidades bancarias son mucho más estrictas a la hora de conceder créditos hipotecarios.

En cambio, el sector de la construcción, aun siendo el segundo en importancia no está en su mejor momento: en los ocho primeros meses del año se han creado 10.185 empresas constructoras, una cifra que implica casi 1.000 menos que el año pasado (-8,3% en la comparativa interanual).

Eso sí, una cosa en el espíritu emprendedor y otra el capital del que se dispone para colmar estas aspiraciones. Aunque el capital suscrito experimenta un crecimiento del 1,7% en la comparativa interanual, una lectura más detallada de los datos arroja un matiz importante: los dos sectores más estrechamente vinculados al origen de la crisis, el financiero y el inmobiliario se llevan más de la mitad de todo el dinero destinado a la creación de nuevas empresas: estos dos sectores suman en lo que va de año 2.866,83 millones de euros, el 61,8% de los 4.640,13 millones de euros desembolsados. De hecho, si no fuera por la participación de estos dos sectores, el capital desembolsado para crear nuevas empresas en España habría retrocedido un 35%. En la economía española, aún queda mucho por hacer.

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor
Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin