El flujo de crédito: todo un mar de liquidez... estancado

Boletín de Morosidad PULSE - Julio 2016

Uno de los elementos decisivos que propició la extensión de la crisis del crack de 1929 y agravó sus efectos fue la errónea decisión de la Reserva Federal de EE.UU. de restringir la oferta monetaria cuando el pánico bancario cundía de Este a Oeste por todo el país. Con esa lección bien aprendida, los bancos centrales de todo el mundo se han empleado a fondo en esta crisis para combatirla con todas las armas a su alcance; si bien puede ser que eso no resulte suficiente. Eso sí, en el caso de la zona euro, un bloque económico que agrupa a 340 millones de ciudadanos y representa el 11,9% del PIB mundial, hubo que esperar unos años a que el BCE emprendiera un camino similar al del famoso “Helicóptero del dinero” propiciado por el ex presidente de la Fed Ben Bernanke.

Fue necesario que asumiera la presidencia del BCE el italiano Mario Draghi en 2011 para acabar con el juego de sombras que caracterizó la época del francés Jean Claude Trichet y para que la entidad central abriera las compuertas de la política monetaria ultraexpansiva: hoy los tipos de interés están al 0%; el banco central cobra solo un 0,25% para los préstamos a un día; conduce periódicamente subastas de financiación a largo plazo a precios irrisorios y penaliza con un 0,4% a las entidades que en lugar de prestar dinero al sistema prefieren dejarlo inmovilizado en las arcas del BCE (facilidad marginal de depósito). Además, la autoridad monetaria ha doblado la apuesta y efectuará compras de deuda pública y corporativa de máxima calidad por un importe mensual de 80.000 millones de euros. En definitiva, todo un mar de liquidez que ha llevado al banco con sede en Frankfort a duplicar su balance, que ha pasado de 1,45 billones a 3,2 billones en ocho años. Sin embargo, todo ese dinero disponible no fluye, es agua estancada. De acuerdo con los datos de nuestro último Boletín Trimestral de Morosidad PULSE, el crédito concedido por las entidades financieras en España lleva seis años seguidos de contracción y se situó en mayo en 1,24 billones de euros, un retroceso del 4,11% en la comparativa interanual.

La previsión de nuestro Gabinete de Estudios Económicos es que el crédito siga cayendo e incluso se acelere la tasa de descenso hasta rebasar el 5% internanual. Se pueden encontrar varias razones de fondo que ayudan a explicar, al menos en parte, la situación. Por un lado, está la demanda. Persiste la desconfianza sobre la capacidad y el coste de obtener un crédito, lo que influye en las solicitudes de préstamos. Por otro lado, continúa el proceso de desapalancamiento de familias y hogares, que en España ha sido uno de los más elevados a nivel mundial. Adicionalmente, la recuperación del empleo, aunque está teniendo lugar a buen ritmo, se está centrando en actividades poco competitivas y de bajo valor añadido, sin que se perciba un incremento significativo del nivel salarial general, por lo que, aunque el consumo se beneficie, la capacidad de endeudamiento no es tan alta. Del mismo modo, aunque la inversión en bienes de equipo mejora, está muy lejos de los niveles previos a la crisis. Por otra parte, los acuerdos regulatorios internacionales de Basilea III harán al sector financiero más seguro, pero con una penalización muy elevada en términos de coste de capital sobre aquellos activos de peor calidad, lo que fuerza a la banca a ser mucho más selectiva a la hora de conceder préstamos. Por último, la política de tipos cero ayuda a evitar impagos de créditos ya existentes, pero al mismo tiempo erosiona los márgenes de la banca de una forma más que notoria.

En definitiva, se trata de un panorama complejo en el que hay casi tantos elementos negativos como positivos. Entre las buenas noticias destaca la constante caída de la morosidad, que en mayo se situó en un volumen de 122.381 millones de euros en créditos dudosos (-17,35%) y que esperamos que siga bajando durante el verano para situarse en otoño en unos 120.000 millones de euros. El boletín PULSE hace un análisis detallado de las ratios de morosidad, la evolución de la actividad empresarial y la trayectoria del mercado inmobiliario. Os invitamos a descargaros el informe en el siguiente enlace:

 

DESCÁRGATELO AHORA

  

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin