El análisis del panorama concursal en España, comunidad por comunidad

El análisis del panorama concursal en España, comunidad por comunidad

Nuestro Gabinete de Estudios Económicos acaba de publicar los datos de concursos de acreedores iniciados por sociedades mercantiles entre enero y septiembre, que arrojan el espectacular balance de 23 meses consecutivos de caída en la comparativa interanual: en septiembre se iniciaron 305 concursos, una caída del 28,7% respecto al mismo mes del año pasado, mientras que en los primeros nueve meses del año se dieron 3.676 concursos, un ajuste del 24,2% sobre 2014, se trata del mejor resultado en cinco años. A día de hoy, Aragón es la única comunidad autónoma donde los procesos formales de insolvencia suben respecto al periodo de enero-septiembre de 2014; en esta comunidad se han declarado 151 concursos, lo que supone un incremento del 4,9%. La principal responsable de la situación en Aragón es la provincia de Zaragoza, donde se han registrado 129 incidencias en lo que va de año, un 22,9% más que en el mismo periodo del ejercicio pasado. La caída de la estadística concursal es generalizada en todo el territorio nacional, hasta el punto de que se pueden contar con los dedos de una mano el número de provincias donde los concursos suben. Además de la mencionada Zaragoza, esto también ocurre en Castellón (103 registros, un incremento del 15,1% en tasa interanual); Las Palmas (68 casos, un aumento del 19,3%); Almería (28 concursos, un 3,7% más) y Guadalajara (14 incidencias, un 16,7% más). En todas las comunidades autónomas la caída acumulada es de dos dígitos, siendo la más elevada la de Castilla y León, que con 122 casos registrados lleva un descenso del 35,4%. Es destacable el hecho de que en todo el año, solo en una comunidad y solo en una ocasión se han dado más de 100 concursos en un mes, ocurrió en Cataluña, en febrero pasado, cuando se dieron 111 casos. Sin embargo, no hay ninguna provincia donde se haya llegado a los 100 concursos en un mes (Barcelona registró 93 concursos entonces).

Para que se cumplan dos años exactos de caída en tasa interanual es preciso que octubre se sitúe por debajo de los 674 concursos, algo altamente probable, dado que la cifra mensual más elevada del año fue precisamente la de febrero, cuando se dieron 525 casos. Pero ¿qué pasará si se mantienen los ritmos actuales? Vamos a analizar cuál sería la situación comunidad por comunidad. En primer lugar, si se mantuvieran los promedios anuales, 2015 sería el primer año desde 2008 en el que ninguna comunidad llega a los 1.000 concursos de acreedores. Cataluña terminaría en el entorno de los 963 concursos, frente a los 1.387 del año pasado (hasta la fecha lleva acumulados 722, un descenso del 30,8%). Barcelona es la provincia de España que más concursos registra, excluyendo la uniprovincial comunidad de Madrid, con 585, una caída del 32,2%, mientras que, si se mantienen los actuales promedios en el último trimestre del año, terminaría el año en 780 casos, frente a los 1.144 de 2014. Madrid, por su parte, concluiría en el rango de los 819 concursos, frente a los 1.065 del ejercicio 2014; entre enero y septiembre de este año Madrid lleva 614 concursos, un retroceso del 18% en tasa interanual.

Navarra será la única comunidad donde los concursos terminarán creciendo, si el ritmo de declaración de procesos es similar al vivido durante los últimos nueve meses: la comunidad foral terminaría con 87 incidencias, frente a las 81 del año pasado. Actualmente, Navarra lleva registradas 65 insolvencias judiciales, exactamente las mismas que entre enero y septiembre de 2014.

Más allá de Madrid y Cataluña, entre las grandes comunidades destaca el potencial descenso de Andalucía, que cerraría el ejercicio con 473 concursos declarados, lo que supondría un ajuste del 33%; los concursos caerían en todas las provincias andaluzas, siendo la más importante la de Málaga, que cerraría por debajo de los 100 concursos por primera vez desde 2009. A día de hoy, Málaga lleva 66 concursos registrados en 2015, un retroceso del 47,2% frente al mismo periodo de 2014, mientras el saldo total de casos en Andalucía es de 355, una caída del 32%. Valencia terminaría el año en 781 casos, frente a los 885 de 2014; los incrementos que se están experimentando en Castellón, la provincia más pequeña, son los que explican el reducido descenso previsto en Valencia, que en lo que va de año lleva anotadas 586 incidencias, un 12% menos que en los tres primeros trimestres de 2014. En el País Vasco, la previsión sería concluir el año con unos 353 concursos (ahora lleva 265, un descenso del 24,5%), con un buen comportamiento en todas sus provincias.

Siguiendo con este ejercicio, habría, junto con Navarra, otras cuatro comunidades que terminarían por debajo de los 100 concursos anuales: Asturias concluiría con 97 casos, frente a los 129 del ejercicio completo de 2014 (ahora lleva 73, una caída acumulada del 27%); Extremadura saldaría 2015 con 72 insolvencias judiciales frente a las 76 del año pasado (hoy lleva 54, un 12,9% menos que en 2014); Cantabria estaría en el entorno de las 40, comparadas con las 57 de 2015 (hasta septiembre son 30, un ajuste del 31,8%), mientras que La Rioja concluiría con 33 frente a las 67 del año pasado (en los tres primeros trimestre ha registrado 25, un 54,5% de caída en la comparativa interanual).

En total, cinco comunidades completarían los 12 meses de 2015 situándose entre los 100 y los 200 concursos. Es el caso de Murcia, que bajaría de los 149 de 2014 a 107 (en los nueve primeros meses lleva 80, una caída del 22,3%); Canarias pasaría de 178 a 125 (hasta el momento lleva 94, un 32,9% de retroceso); Castilla La Mancha se situaría en 135, en contraste con los 208 concursos de 2014 (entre enero y septiembre la comunidad manchega ha registrado 101 casos, un 34,8% menos); Baleares alcanzaría las 144 incidencias, frente a las 180 del ejercicio pasado (ahora lleva una caída del 25,5%, con 108 casos registrados), y, por último, Castilla León registraría 163 casos por 255 que tuvo el año pasado (de momento acumula 122, un 35,4% menos). Por último Aragón, la única que realmente hasta la fecha lleva más concursos que el año pasado, concluiría 2015 con 201 procesos formales de insolvencia, frente a los 210 de 2014, mientras que Galicia terminaría con 303, frente a las 406 del año pasado (hasta el momento lleva 227, un 28,2% menos que en 2014).

La mejora de la estadística concursal es un hecho, con independencia de lo que pueda suceder en los próximos tres meses. Los convulsos años 2012 (7.479 casos) y 2013 (8.823) parecen haber quedado definitivamente atrás. Sin embargo, la incipiente recuperación económica aún no ha ganado suficiente tracción. La gestión de riesgos en el ámbito empresarial y en particular del riesgo de crédito (la inmensa mayoría de las operaciones comerciales se hacen a crédito) sigue siendo, por tanto, absolutamente necesaria.

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor
Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin