Dos mundos en el Tejido Empresarial

| 25 septiembre 2015

Dos mundos en el Tejido Empresarial

Hay dos mundos empresariales en nuestro país: el de las grandes corporaciones de enormes capitales, y el de las pequeñas empresas más castigadas en los momentos de recesión de la economía y con mayores problemas de financiación.

Con la reciente crisis financiera, la brecha entre las pymes y grandes empresas se ha evidenciado mucho más en lo que al capital suscrito respecta. Las grandes compañías se constituyen con una media de capital de 34 millones de euros, mientras que las pymes solo necesitan 3.000 euros para ser constituidas.

Si se hace referencia a los sectores, cada uno de estos mundos diferenciados tiene sus preferencias. Las pequeñas empresas se decantan por el sector del comercio minorista y mayorista. Esto tiene su muestra en las constituciones. Desde 2008 hasta agosto de 2015 en este sector se han creado 154.211 empresas, lo que representa un 22,1% del total. Este elevado número de empresas ha captado, sin embargo, 2.544,5 millones de euros, solo un 3,7% de todo el dinero destinado en España a crear empresas en ese periodo de tiempo.

Las grandes compañías eligen el sector financiero y de seguros. Éste ha captado 20.773,2 millones de euros lo que supone el 30% del total absorbido desde 2008 hasta agosto de 2015. Pese a esas elevadas cantidades, se han creado solo 19.340 empresas, un 2,7% del total. La explicación de esta elevada concentración de capital en este sector se debe a que en él se recoge la creación de holdings, que suelen ser en realidad reestructuraciones de grandes compañías ya existentes que deciden separar una parte de su negocio creando una nueva sociedad.

El balance de estos siete años y ocho meses nos deja con una canalización de 70.000 millones de euros, la creación de 694.798 nuevas empresas y una diferencia más evidente entre las grandes empresas y las pymes. Las grandes compañías pertenecientes principalmente al sector de las actividades financieras y seguros han captado la mayor parte del capital, mientras que los pequeños empresarios han optado por el sector de la distribución y el comercio, canalizando cantidades de dinero muy inferiores.

En definitiva el parque empresarial español es variado. Nos podemos encontrar pequeñas empresas que tienen más dificultes para acceder a la financiación y a la vez grandes compañías que mueven mucho capital. Las pymes forman la mayor parte del tejido empresarial y son las que generan mayor empleo. Pero sin embargo, las grandes compañías, soportan mejor los momentos de depresión de la economía ya que no son tan frágiles ante las variaciones de cash flow, son las que ofrecen un mayor salario a sus trabajadores y además son más proclives a la innovación y a la exportación, puesto que se aprovechan de las ventajas vinculadas al tamaño.

Por este motivo el gran reto de nuestra economía será incrementar el tamaño medio de nuestras pymes, para que así puedan aumentar su productividad y llegar a nuevos mercados mediante la internacionalización. Aunque el crédito bancario vuelve a fluir, las empresas no deben depender de una única fuente de financiación y tendrán que buscar otras vías como el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), creado para este propósito.

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor
Categorías: Estudios y Análisis

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin