Nuevo panorama económico en España

Nuevo panorama económico en España

La economía española ha cerrado el último semestre antes de adentrarse en la vorágine electoral que se intensificará a la vuelta del verano y probablemente se extenderá durante buena parte de la segunda mitad del año. De acuerdo con las estadísticas recopiladas por nuestro Gabinete de Estudios Económicos, el balance del primer semestre de 2015 es el siguiente: los concursos de acreedores acumulan una caída del 22,7% en tasa interanual (se declararon 2.745), aunque más del 90% de los procesos que se declaran concluyen con la liquidación de la empresa afectada; se han dado de alta 51.081 sociedades (un incremento del 0,7%); se han destinado 3.813,18 millones de euros en la constitución de nuevas empresas (-0,1%), y las operaciones de ampliaciones de capital han captado recursos por un volumen total de 20.353,9 millones de euros (un retroceso del 29,3% respecto al periodo de enero a junio de 2014).

El entorno económico es más benigno, España encabeza las previsiones de crecimiento económico del FMI para Europa, con una proyección del 3,1% en el presente ejercicio y del 2,5% en 2016 y la OCDE estima que el nuestro será el país que más empleo cree de toda el área y que para finales del año próximo la tasa de desempleo podrá caer por debajo del 20%, algo que no sucede desde 2010. En este nuevo escenario, el recurso a las ampliaciones de capital ya no está siendo tan necesario como en otras ocasiones, así lo demuestra la caída constante de los volúmenes registrados.

Es determinante la trayectoria experimentada por las ampliaciones en el sector de actividades financieras y de seguros. El montante total, en términos nominales, registrado el mes pasado por ese sector fue de 121,06 millones de euros (-84,9%), solo un 3,19% de todo el volumen anotado en junio, que ascendió a 3.789,75 millones de euros. Se trata de la cifra más baja para el sector en toda la crisis, hasta el punto de que solo en otra ocasión (abril de 2011), el volumen captado por el sector financiero resultó ser inferior a los 200 millones de euros. Es llamativa también la escasa representatividad del sector el mes pasado, nunca habían sido menos importantes para el conjunto de la estadística de ampliaciones de capital los volúmenes conseguidos por la banca. De hecho, en el conjunto del año la industria financiera aún sigue siendo la más relevante, con 5.663,85 millones de euros, un 27% del total, si bien el importe implica un ajuste del 52,6% comparado con el mismo periodo de 2014, en el que casi se llega a los 12.000 millones de euros. Los saldos acumulados por el sector en el periodo de enero a junio son los más bajos para ese plazo de tiempo desde el año 2010.

Es probable que durante los próximos años veamos constantes ampliaciones por parte del sector financiero, habida cuenta de las exigencias de liquidez y capital para la banca establecidas dentro de los acuerdos de Basilea III, pero conviene distinguir entre el volumen de ampliaciones en términos nominales, que es lo que determina el reparto accionarial y los derechos de voto, y la llamada prima de emisión, que es el precio al que efectivamente se emiten los títulos, una práctica que es habitual en el caso de las empresas que cotizan en Bolsa. Por ejemplo, a comienzos de año hubo una ampliación de capital de una entidad financiera, que en términos nominales quedó consignada con un importe de 699 millones de euros; sin embargo, el volumen real que finalmente captó el banco fue de 7.500 millones, es decir, 10 veces que el valor de la ampliación en términos nominales. El final del efecto del rescate bancario que la UE aprobó en 2012 ha sido decisivo para explicar el fuerte descenso de las ampliaciones del sector financiero, así como la reapertura del grifo de crédito. La caída está haciendo de efecto de arrastre para todo el tejido industrial, con 11 de 17 sectores en negativo en el balance anual. Es la pujanza de las actividades inmobiliarias la que está contrarrestando parcialmente esta situación; en junio se registraron 1.465,37 millones de euros en este sector y en los seis primeros meses, un total de 4.682,29 millones de euros, un incremento del 65,3%, es el mejor semestre para este sector desde el año 2011.

Habitualmente, el segundo semestre es más débil que el primero en términos de importes de ampliaciones de capital; así ha sido durante todo la crisis, con la excepción de los años 2010 y 2011. Si el ritmo actual de caída se mantiene será la primera vez desde 2010 que los importes captados vía ampliaciones se quedan por debajo de los 40.000 millones de euros.

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor
Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin