Bienes exportables: sector clave para el futuro económico

Bienes exportables: la industria manufacturera, clave para el futuro económico

El Gabinete de Estudios Económicos de axesor presenta la Hoja de Análisis “Bienes exportables: sector clave para consolidar un crecimiento equilibrado”. En este documento se explica el papel determinante que debe jugar el sector de los Bienes exportables para corregir los desequilibrios exteriores de la economía española y caminar hacia unos niveles de deuda externa neta en línea con las principales economías de la UE.

Este sector representó en 2014 un 18,5% del PIB y prácticamente el 70% del total de exportaciones españolas. El subsector de bienes semielaborados fue el más importante de todos, con un negocio exterior equivalente a unos 59.721 millones de euros, seguido de bienes de equipo (48.280 millones de euros) y bienes alimenticios (37.188 millones de euros). Por comunidades autónomas, Cataluña ostenta el liderazgo nacional, con un valor acumulado el año pasado superior a los 60.000 millones de euros, lo que representa prácticamente una cuarta parte del total.

Las previsiones apuntan a que las exportaciones volverán a crecer en 2015 y podrían situarse en entornos próximos a los 245.000 millones de euros. Europa representa el 68,6% de nuestro mercado, con Francia (16% del total de exportaciones) como destino principal. Por volúmenes de ayudas públicas, la industria manufacturera captó el 39% del total destinado por la Administración Pública, con un saldo de 916 millones de euros. Si atendemos al tamaño de las empresas que han recibido la ayuda, el 71% del dinero fue a parar a empresas de pequeña y mediana dimensión (unos 640 millones de euros).

El informe de axesor destaca que el tamaño medio reducido de las empresas españolas es el principal hándicap a la de enfrentarse en los mercados internacionales a los competidores europeos y estadounidenses. Adicionalmente, a menor tamaño, más dificultades para ampliar márgenes con los que corregir el déficit comercial; menor capacidad para invertir en I+D que permita incrementar el valor añadido de los productos y peor acceso a la financiación, necesaria para la expansión internacional. En conclusión, los grandes retos para la internacionalización de la economía española son, por un lado, impulsar un incremento de la dimensión media de la pyme, y, por otra parte, propiciar fórmulas de financiación alternativas al tradicional crédito bancario. Para todo ello se requiere una coordinación mayor de la que ha habido hasta ahora entre las políticas de fomento a la actividad exportadora y el impulso público a la innovación empresarial.

Te invitamos a descargarte el informe en el siguiente enlace:

 

DESCÁRGATELO AHORA

  

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor
Categorías: Estudios y Análisis

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin