El arranque de 2015: freno a la iniciativa emprendedora, pero mejoría del panorama concursal

Radar Empresarial Enero 2015. Creación de Empresas y concursos de acreedores

Nuestro Gabinete de Estudios Económicos acaba de publicar los primeros datos de coyuntura de 2015: el balance concursal y de creación de empresas del mes de enero y el resultado es que los datos van en dirección opuesta. La iniciativa emprendedora, que acaba de cerrar cinco años consecutivos al alza y llevaba cuatro meses seguidos de crecimiento en la comparativa interanual, retrocedió el mes pasado un 8,5% respecto al mismo mes del año anterior y además hizo el peor registro para el primer mes del año desde 2010, pese a que se dieron de alta 7.311 nuevas sociedades mercantiles. Tradicionalmente, enero figura junto con agosto y septiembre entre los meses más flojos del año, así que serán los próximos meses los que marquen la tendencia. En contraste, los concursos de acreedores continúan experimentando fuertes descensos y son ya 15 meses consecutivos a la baja; con 400 casos registrados para sociedades mercantiles (una caída del 30,9% comparado con enero de 2014), se trata del mejor comienzo de año desde 2011. Nuestra previsión es que en el entorno general de riesgo empresarial siga bajando en España, pero la situación económica aún está lejos de normalizarse.

No se puede olvidar que, de acuerdo con las últimas cifras oficiales publicadas, la tasa de desempleo aún se mantiene próxima al 24% de la población activa y supera el 50% en el caso de los jóvenes menores de 25 años. Por otra parte, la suma de deuda pública y privada hace de España uno de los países más endeudados del mundo, con un volumen de deuda equivalente a aproximadamente el 280% del PIB. Solo estos dos elementos supondrán un lastre significativo en el ritmo de recuperación de la economía española. De hecho, en lo que se refiere a la iniciativa empresarial, el promedio actual dejaría el ejercicio 2015 por debajo de las 90.000 altas, después de dos años consecutivos por encima de esa barrera, y se situaría muy lejos de la cota de 107.361 nuevas empresas creadas en 2008. Y en el caso de los concursos de acreedores, aun habiendo mejorado notablemente, si se mantuviera el ritmo actual durante el conjunto del año, el número de procesos formales de insolvencia iniciados en 2015 terminaría por encima de los 4.000 casos por séptimo año consecutivo.

Eso sí, de los 17 sectores en los que el Gabinete de Estudios divide la actividad empresarial (excluyendo los segmentos de otros servicios y otras actividades empresariales), 11 experimentan retrocesos en la comparativa interanual de concursos de acreedores. Cinco sectores representan el 70% del total; se trata de la construcción (96 casos, un descenso del 37,7%), comercio (78 procesos, un ajuste del 34,5%), industria manufacturera (26 concursos, una caída del 3,7%), hostelería (26 inscripciones, un retroceso del 25%) y actividades inmobiliarias (24 concursos, un 35,1% menos que hace un año).

Desde un punto de vista geográfico, todas las comunidades autónomas fueron a la baja en enero pasado, salvo Aragón (19 concursos registrados, con un incremento del 18,75%), y Navarra, donde se iniciaron siete procesos formales de insolvencia, lo que supuso un 133,3% más que en enero de 2014. La concentración concursal geográfica es similar a la sectorial: las cinco comunidades con más casos representan un 72,5% del total y se trata de Cataluña (93 casos, un 24,39% menos que en 2014); Madrid (85 procesos, un 18,27% de caída); Andalucía y Valencia, ambos con 40 procesos registrados, pero con descensos en la comparativa interanual del 31,03% y el 41,18% respectivamente, y, por último, el País Vasco, con 32 procesos (-30,43%).

Siguiendo con la distribución geográfica, la iniciativa emprendedora fue desigual por comunidades, con nueve de ellas experimentando retrocesos en la comparativa interanual. Por la parte de las que mejoraron, son llamativos los registros alcanzados en Valencia, con 944 nuevas sociedades mercantiles y un incremento del 8,5% sobre enero de 2014, y Castilla La Mancha, con 226 nuevas empresas, que son un 8,9% más que hace un año. Cataluña (1.498), Madrid (1.386) y Andalucía (1.227) son las tres únicas comunidades donde se crearon más de 1.000 empresas en enero, aunque todas ellas retroceden si se las compara con el mismo mes del año pasado, particularmente en Madrid, donde la caída es del 20,4%. La iniciativa emprendedora en Cataluña descendió un 9,8% y en Andalucía, un 2,2%. Estas tres comunidades, sumadas a Valencia y Galicia (302 altas, un 14,2% menos que en 2014) implican que el 73,27% de las empresas creadas en España en enero tuvieron lugar en dichas comunidades.

Por sectores de actividad, la mayoría sufrieron un descenso en la comparativa interanual, pero hay algunas excepciones importantes, entre las que destacan la industria manufacturera (534 altas, una mejora del 6,16%) y el sector de transporte y almacenamiento, con 282 nuevas empresas, un 18,99% más que hace un año. Los dos únicos sectores donde se dieron de alta más de 1.000 empresas el mes pasado fueron el del comercio (1.681, un retroceso del 2.61%) y construcción (1.128 nuevas empresas, un descenso del 18,44%); el tercer sector en importancia fue el de hostelería (622 altas, una bajada del 6,04% en tasa interanual) y el de actividades inmobiliarias (533 nuevas empresas, un retroceso del 2,74%). En conjunto, los cinco sectores más importantes representan un 61,5% de todas las nuevas sociedades constituidas en el primer mes del año.

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor
Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin