Balance de los concursos de acreedores en España en 2014

Radar Empresarial Diciembre 2014. Creación de Empresas y concursos de acreedores

El año 2014 es el primer ejercicio en el que los concursos de acreedores por parte de sociedades mercantiles han caído en tasa interanual en todos los meses del año desde que la reforma legal del proceso concursal que unificó en 2004 quiebras y suspensiones de pagos, según los datos recogidos por nuestro Gabinete de Estudios Económicos, publicados en nuestro último radar empresarial. El año pasado se iniciaron 6.508 concursos, lo que supone un retroceso del 26,2% respecto a 2013, que fue un ejercicio récord, ya que entonces se registraron 8.823 casos. En todos los meses se han dado caídas de dos dígitos en la comparativa estadística, con la excepción de agosto (-9,55%). Pese a la evidente mejoría, el número de concursos sigue siendo alto, es la cifra más elevada desde 2011 y es todavía un 150% superior al saldo registrado en 2008 (2.590 concursos), el que fuera el primer año de la crisis. Ahora está por ver si la tendencia continúa en 2015: en enero de 2014 se iniciaron 579 procesos formales de insolvencia; era la primera vez en nueve años que los concursos no crecían en enero, aunque la cifra fue la segunda más elevada para ese mes desde la unificación concursal de 2004, por lo que podría haber margen para que el número de casos volviera a caer en enero de este año.

Con el cierre de 2014 se rompe una racha de cuatro años consecutivos de crecimiento en la tasa concursal, que pasó de 4.546 casos en el ejercicio 2010 a 5.397 al año siguiente (un aumento del 18,7%). El ritmo se aceleró en 2012, cuando se alcanzó la cifra de 7.479 procesos formales de insolvencia (38,57%) y, finalmente, los 8.823 declarados en 2013 (+17,97%). Los concursos de acreedores han descendido en todas las comunidades autónomas y son contados los casos provinciales con más concursos de acreedores que en 2013.

Curiosamente, Castilla León concentra la mayoría de las excepciones a la tónica general. Son seis las provincias que muestran un incremento de los procesos formales de insolvencia y cuatro de ellas pertenecen a esta comunidad castellana. Se trata de Ávila, que con 19 procesos nuevos duplica los concursos de acreedores habidos durante 2013; Segovia, que con 16 casos experimenta un alza en tasa interanual del 14,3%; Soria, donde los 14 concursos registrados suponen un 133% más que el año anterior y Zamora, que con 17 procesos ve incrementado el número de concursos en un 6,3%. Pese a ello, Castilla León consigue un descenso del 24,6%, al pasar de 338 a 255. Las otras provincias donde el número de concursos creció respecto a 2013 son Lugo, con 56 nuevos procesos (un aumento del 5,7% en tasa interanual) y Cuenca, con 24 casos, un 4,3% más que el año anterior. Por otra parte, en la provincia de Teruel se iniciaron 27 procesos formales de insolvencia, los mismos que en 2013.

Madrid es la segunda comunidad con más concursos de acreedores iniciados durante 2014, ya que registró un total de 1.065, frente a los 1.387 de Cataluña. Pero la evolución de Madrid es, sin duda, la más determinante. El descenso en esta comunidad es del 33,1%, el sexto mayor de toda España en términos porcentuales, pero es que en términos absolutos es una caída de nada menos que 526 procesos; es decir, prácticamente la cuarta parte del total nacional. La evolución en Cataluña también ha sido muy importante, ya que en 2014 se dieron 393 casos menos que en el ejercicio anterior, una caída del 22,1%, para situarse en 1.387, la cifra más baja desde 2011. Madrid y Cataluña son así las dos únicas comunidades donde hubo el año pasado más de 1.000 concursos. Sin embargo, en 2013 había una tercera comunidad con más de 1.000 concursos de acreedores iniciados; se trataba de Valencia, que entonces registró 1.179 y en 2014, 885, un ajuste nada desdeñable de 294 concursos menos.

En cuanto a los sectores, la favorable evolución de la construcción ha sido el factor decisivo. El saldo total de 2014 refleja 2.315 concursos menos que en 2013 para el conjunto de España; pues bien, hay que tener en cuenta que solo en el sector de la construcción se han dado 955 concursos menos que en 2013. En términos porcentuales, la caída es del 36,3%. Los 1.674 concursos acumulados por esta actividad sitúan a la construcción en los niveles más bajos desde 2010. Otro sector muy relevante para explicar la evolución de los concursos es el de comercio mayorista y minorista, que registró 1.338 insolvencias judiciales en 2014, un retroceso del 17,7% y un descenso en términos absolutos de 287 casos. La cifra es la más baja desde 2011, pero la trayectoria de los concursos del comercio y la distribución es muy diferente a la de la construcción. Así, en el mismo 2011, los concursos en la construcción duplicaban a los del sector comercial (1.850 frente a 921), mientras que ahora solo los superan en un 25%. De hecho, mientras que el número de concursos en la construcción es un 9,5% inferior a los niveles de 2011, en el caso del comercio y la distribución, el nivel actual es un 45,3% superior al de hace tres años. El otro sector que registró más de 1.000 concursos es el de la industria manufacturera, que cerró el año con 1.035 nuevos procesos formales de insolvencia, un 32,4% menos que en 2013 y el dato más bajo desde 2010, último año en el que registró menos de 1.000 casos.

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor
Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin