¿A dónde va a parar el capital suscrito en Cataluña para crear nuevas empresas?

Radar Empresarial Septiembre 2014. Ampliaciones de Capital

En la última nota de prensa de nuestro Gabinete de Estudios Económicos hemos destacado el hecho de que el capital suscrito en Cataluña para la creación de nuevas empresas se desplomó en septiembre en Cataluña, al registrar 22,77 millones de euros, un descenso del 95,2% en tasa interanual y el peor dato mensual desde agosto de 2010, cuando se registraron 22,26 millones, y hay que tener en cuenta que aquel agosto ya fue en sí el peor mes de toda la crisis. Los datos de Cataluña se enmarcan en una mala estadística a nivel nacional, con 263 millones de euros de capital suscrito, una cifra que ha resultado ser la más baja de todo el año e implica un retroceso del 62,7% respecto a septiembre de 2013. En el conjunto del año, el capital suscrito suma 4.783,07 millones de euros, una caída del 11,8% en la comparativa interanual, que llega al 62,9% en el caso catalán. A continuación, analizaremos a qué sectores se ha destinado principalmente el capital suscrito para la creación de empresas en Cataluña durante los últimos cinco años.

Desde 2009 hasta la actualidad se han dado de alta en Cataluña unas 92.600 sociedades mercantiles. Casi la mitad de estas empresas se inscriben en los sectores de comercio mayorista y minorista y el macro-sector construcción-inmobiliario. El capital dispuesto para la constitución de estas sociedades se sitúa en unos 5.240 millones de euros. Desde el punto de vista sectorial, sin ninguna duda lo más relevante es el capital suscrito en actividades financieras y seguros, con 1.639,9 millones de euros acumulados en el periodo 2009-2014: dentro de este macrosector, las actividades de holding lideran la captación de capital para la constitución de nuevas sociedades, con 719,52 millones de euros, de los casi la mitad corresponden a una única empresa, inscrita precisamente hace un año.

El segundo sector por relevancia de capital dispuesto es del negocio inmobiliario. En concreto, el subsector de servicios inmobiliarios ha captado durante el periodo analizado 973,7 millones de euros. La construcción ha conseguido otros 441,47 millones de euros. Es decir que las actividades vinculadas al ladrillo han canalizado más de 1.415 millones de euros en Cataluña desde el año 2009 para la constitución de nuevas empresas. De forma indirectamente relacionada, el negocio de infraestructuras relacionadas con actividades de suministro de agua, saneamiento y gestión de residuos también ha sido especialmente significativo, con un volumen de 424,9 millones de euros.

El sector comercial y de distribución ha sido el más importante en Cataluña en lo que se refiere al número de nuevas empresas y aunque, como hemos visto, otros sectores le han superado en capital movilizado, su partida es ciertamente importante, con 335 millones en total, de los que 208 millones se han destinado a crear empresas mayoristas. La parte de comercio minorista se lleva 92 millones de euros.

Otros subsectores importantes en la captación de capital para la creación de nuevas sociedades son el de actividades jurídicas y de contabilidad, que en el transcurso del lustro 2009-2014 ha conseguido suscribir 202,8 millones de euros y el de servicios para sedes centrales de actividades de consultoría y gestión empresarial, con 109,74 millones de euros.

La industria manufacturera (que incluye actividades tan diversas como la confección de prendas, fabricación de bebidas, maquinaria, material eléctrico, muebles, caucho y plásticos, productos farmacéuticos, informáticos, industria de la alimentación y refinería entre otros) ha generado 190 millones de euros en capital aportado para el alta de nuevas sociedades. La hostelería, un negocio recurrente también en Cataluña, ha conseguido movilizar estos años 143,22 millones de euros. Por último el subsector de almacenamiento y actividades anexas al transporte es otro a tener en cuenta en Cataluña, con un saldo acumulado de 93 millones entre 2009 y 2014.

La evolución del capital suscrito es fluctuante, puesto que muchas veces la constitución de una única empresa puede distorsionar la estadística. Por ejemplo, el año pasado un holding societario creado en septiembre se constituyó con un capital social de 353 millones de euros. En cualquier caso, ni siquiera con ese volumen extraordinario no hay un solo año desde que empezó la crisis en que el capital suscrito para la creación de empresas en Cataluña supere a los niveles previos (en 2007 fueron 2.114,91 millones de euros y en 2006, 1.660,45). La comunidad autónoma suma en los nueve primeros meses del año 478,4 millones de euros, lo que supone un promedio de 53,25 millones de euros al mes, el saldo más bajo en toda la crisis, con la excepción de 2011, ese ejercicio cerró con un volumen total de 569,49, siendo llamativamente peor que el resto de años. En 2008 se captaron 977,298 millones de euros; en 2009, 1.084,51 millones de euros; en 2010, 652,66 millones de euros; en 2011, los citados 569,49 millones; en 2012, 933,55 millones de euros y, el año pasado, 1.519,71 millones. Lo que ocurra ahora entre octubre y diciembre determinará si estamos o no ante el peor ejercicio de toda la crisis.

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor
Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin