Continúa la restricción de crédito a hogares y a empresas

Morosidad y empresas

A continuación resumimos los principales datos del Boletín Conjunto de GESIF y axesor de Seguimiento de la Morosidad y la Actividad Empresarial que puedes descargar al completo en este mismo artículo. La información que destacamos se corresponde con los últimos datos disponibles que definen una parte importante del entorno económico en el que nos encontramos hoy en día en España.

Una elevada ratio de mora bancaria, que supera ya el 13%, las dificultades de acceso a la financiación mayorista y la falta de demanda de crédito solvente, han llevado el crédito concedido a caer un 12% en octubre en términos interanuales, situándose en los 1,39 billones de euros constantes.

El racionamiento del crédito afecta tanto a hogares como a empresas, si bien la intensidad es muy superior en el caso de financiación para actividades productivas, especialmente para empresas de la construcción e inmobiliarias, que registraron una caída interanual en el tercer trimestre del 30,7%, frente a la caída del 5% del crédito hipotecario a las economías domésticas.

La fuerte restricción de crédito a la que se están viendo sometidas las empresas está contribuyendo negativamente a elevar los procedimientos formales de insolvencia o concursos de acreedores, que aumentaron un 20% hasta noviembre, alcanzando cotas históricas. No obstante, noviembre vio caer los concursos de acreedores un 15% con respecto los datos registrados en 2012.

La morosidad bancaria se situó, por su parte, en los 181.700 millones de euros constantes y nuestra previsión es de nuevos y mayores incrementos tanto al término del año como en los primeros meses de 2014. Ahora bien, mientras que la morosidad hipotecaria de los hogares creció un 38,5% interanual en el tercer trimestre y deja la ratio próxima al 5,1%, la mora bancaria de empresas se redujo levemente, lo que sin embargo no impidió que la ratio de morosidad aumente hasta el 33%, debido a la fuerte caída del crédito concedido a este sector.

En este marco macroeconómico, las hipotecas caen, tanto en número como en importe, lo que dificulta aún más la compraventa de vivienda, ya de por sí escasa debido a la incertidumbre reinante y la alta tasa de desempleo. Todo ello afecta al precio de la vivienda, que disminuyó un 4,5% en el tercer trimestre. Nuestras previsiones apuntan a nuevos descensos del número de hipotecas y así como de operaciones de compraventa en el primer trimestre de 2014. El ajuste de precios también es previsible que continúe en el primer semestre de 2014.

La escasez de crédito, especialmente severa y preocupante en el caso de las empresas, obliga, por tanto, a buscar fórmulas alternativas de financiación para la economía española.

 

Conoce todos los detalles del Boletín Seguimiento de la Morosidad y la Actividad Empresarial:

 

DESCÁRGATELO AHORA

  

 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor  

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin