Destrucción de tejido empresarial, la gran factura de la crisis

Cada mes que pasa, se crean más empresas en España. En concreto, entre enero y julio se dieron de alta 58.511 nuevas sociedades, según los datos recopilados por nuestro Gabinete de Estudios Económicos y publicados en el último Radar Empresarial. La cifra supone un incremento del 8,99% respecto al mismo periodo de 2012. La economía española lleva, sin embargo, prácticamente cuatro años y medio con destrucción neta de tejido empresarial. Así lo evidencia otra estadística recogida en el Radar Empresarial, cuya evolución es muy diferente a la de la creación empresas: los concursos de acreedores. Durante el mes de julio tuvieron lugar 756 nuevas insolvencias judiciales, más de 25 por día, y la suma acumulada en lo que va de año es 5.713 nuevos concursos de acreedores entre las empresas mercantiles, un 27,35% más que en el mismo periodo del ejercicio pasado.

Para hacerse una idea de la situación, la cifra acumulada en los siete primeros meses del año supera a todos los concursos de acreedores registrados durante el conjunto del año 2011. La previsión de nuestro Gabinete de Estudios es que 2013 termine con una nueva cifra récord de procesos formales de insolvencia, alcanzando los 9.500 casos; un 27% más que en 2012 y 10 veces más que hace cinco años.

Desde 2008, más de 31.000 empresas han entrado en concurso de acreedores. Este año, el promedio mensual supera las 816; es un 31,2% mayor que en 2012. Más del 97% de las empresas afectadas son pymes, precisamente el mismo tipo de sociedades que representan la inmensa mayoría de las nuevas empresas creadas durante los últimos años.

Falta de preparación y de acceso al crédito

Una de las razones fundamentales que explican el fuerte incremento de los concursos de acreedores es la mala preparación de buena parte del empresariado ante una crisis que está siendo de una profundidad y una duración inesperadas y que exige un control constante del riesgo empresarial. Por otra parte, el cerrojazo de la banca al crédito y la falta de alternativas a la financiación bancaria, que en España supone un 80% del total, está expulsando del mercado a empresas que en otras circunstancias serían solventes y viables. A la caída del consumo doméstico y la falta de crédito se une la restricción del gasto público. Así, las subvenciones a empresas mercantiles descendieron cerca de un 25% en 2012, según los datos de la última Hoja de Análisis Anuario de Administraciones Públicas, divulgado recientemente por nuestro Gabinete de Estudios.

Las Comunidades Autónomas más pobladas, son las activas tanto a la hora de altas de nuevas sociedades, como a la hora de declarar concurso de acreedores. Entre enero y julio se crearon en Madrid 12.301 empresas (+11,08%), mientras que los procesos de insolvencia se situaron en 1.085 (un 86,75% más); en Cataluña se crearon 10.903 empresas en los siete primeros meses del año (un 7,9% más), por 1.160 concursos de acreedores (un incremento en tasa interanual del 24,87%); por último, en Andalucía se constituyeron 9.709 nuevas sociedades (+9,69%) y los concursos registraron la cifra de 507 (+2,84%). Algunos datos, como el cambio de tendencia en el número de parados o la mejora generalizada de los resultados empresariales de las grandes corporaciones constituyen indicios positivos para la economía española, pero la normalización de la situación está aún muy lejos de producirse, como lo pone de manifiesto la evolución de los concursos de acreedores.

Estas son las principales conclusiones del último Radar Empresarial elaborado mensualmente por nuestro Gabinete de Estudios Económicos. Para ver todos los detalles del estudio, clic aquí. 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor 
Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin