Hacia un nuevo récord histórico en procesos concursales

Radar Empresarial

El año 2013 será el más intenso de la crisis en lo que se refiere a los procesos concursales. Se ha cruzado ya el ecuador del ejercicio y los datos son contundentes: 4.966 procesos concursales registrados por sociedades mercantiles, más otros 654 por personas físicas, autónomos y entes no mercantiles, que situarían la cifra total en 5.620. Puesto en perspectiva, el dato resulta aún más esclarecedor, pues el semestre supera ampliamente a todos los anteriores desde que en 2004 entró en vigor la actual Ley Concursal e incluso es mayor que el balance de todos los ejercicios completos con la excepción del año pasado. Nuestra previsión es que el año termine con un récord histórico de insolvencias judiciales: unos 9.500 casos (un 27% más que 2012), que se elevarían a 10.500 si se incluyen los datos de autónomos, entes no mercantiles y personas físicas.

Comparado con el año 2007, el ritmo semestral de procesos concursales se ha multiplicado por 11. Para hacerse una idea de la situación, en junio se registraron 805 concursos, ligeramente por debajo del cómputo anual de 2005 y 2006 

Concursos de acreedores evolucion

La situación actual supone un auténtico reflejo de una economía en contracción y con una tasa de paro muy elevada: España pierde masa empresarial. De hecho, entre 2007 y 2013 se han destruido más de 250.000 empresas. Aunque se observa un incremento sustancial de los procesos concursales a medida que ha ido transcurriendo la crisis, lo cierto es que el número de insolvencias judiciales ha sido en España bajo si se compara con otros países de nuestro entorno. Esta dinámica responde a que el proceso concursal no había funcionado hasta ahora como un mecanismo eficaz para conseguir que empresas viables llegasen a un acuerdo satisfactorio para reestructurar o liberar parte de su deuda. De la misma manera, la refinanciación crediticia para grandes compañías ha permitido que empresas inviables siguiesen operando. Sin embargo, la duración de la crisis está racionalizando estas dinámicas.

Así, el número de procesos iniciados por grandes compañías está creciendo a tasas muy elevadas de más del 80% en términos interanuales, hasta alcanzar las 84. El grueso de los concursos de acreedores se concentra en las pequeñas y medianas empresas (hasta 250 empleados), que en lo que va de año suman 4.882 (un 98,3% del total), pero cuyo crecimiento es del orden del 30%; es decir, menos de la mitad de lo que ha aumentado el ritmo en las grandes compañías. “Parece que las dificultades para seguir manteniendo a flote a empresas ‘zombi’ son cada vez mayores”, apunta nuestro experto Javier Ramos-Juste.

Por Comunidades Autónomas, Madrid y Cataluña son las que lógicamente concentran la mayoría de los concursos de acreedores. Estas dos comunidades suman 1.957 procedimientos formales de insolvencia registrados entre enero y junio. Esto significa que prácticamente cuatro de cada 10 concursos de acreedores (un 39,4%) que tienen lugar en España, ocurren en Madrid o en Cataluña. El año pasado, el porcentaje era del 33%; lo que indica que el crecimiento de las insolvencias judiciales se está concentrando en estas dos comunidades. De hecho el incremento registrado en tasa interanual es del 54%, frente al 19% del resto de España. Por sectores, son tres los que agrupan la mayor parte de los concursos de acreedores: Construcción (1.501); Comercio mayorista y minorista (895) e Industria Manufacturera (844). Estas tres actividades suponen un 65% del total.

Estas son las principales conclusiones del último Radar Empresarial elaborado mensualmente por nuestro Gabinete de Estudios Económicos. Para ver todos los detalles del estudio, clic aquí. 

Gabinete de Estudios Económicos de axesor 
Categorías: Radar Empresarial

Escriba una opinión

 
Seguir axesor en Linkedin