Pagos sociedades

Home > Actos Borme > Pago de Dividendos > Pagos sociedades

DEFINICIÓN

Materialización del derecho genérico de crédito, que tiene el accionista frente a la sociedad, a participar en las ganancias o beneficios sociales (dividendos, cupones, intereses pactados?) obtenidos durante el ejercicio social o económico, o en ejercicios anteriores, así como de los pagos que se acuerden por razón de utilidades o capital sobre la parte o acciones que a cada uno le correspondan en el haber social.

Todo ello en ejecución del acuerdo adoptado por la Junta General Ordinaria o del Consejo de Administración, haciendo uso de las facultades que le conceden los estatutos sociales, mediante la constitución de reservas de libre disposición.

Momento y forma de pago, han de pagarse en efectivo, en proporción a la participación que el accionista tenga en el capital social. Si el beneficio con cargo al cual se reconocen no es líquido, los administradores habrán de enajenar los bienes en que se encuentre materializado, u otros de la sociedad, para satisfacerlos.

La Junta determinará, en el acuerdo de distribución correspondiente, la forma y el momento de pago, debiéndose pagar en el domicilio social, al día siguiente del acuerdo.

En las sociedades cuyas acciones están admitidas a cotización bursátil, se indicará el momento preciso en que la acción empieza a cotizarse, descontando el valor del cupón del valor de la acción correspondiente.

Transmisibilidad, el derecho al dividendo es transmisible mediante la venta del cupón respectivo.

Prescripción, el derecho al dividendo prescribe a los cinco años, contados desde el primer día en que pudo procederse a su cobro, el derecho a percibir los dividendos o pagos que se acuerden por razón de utilidades o capital sobre la parte o acciones que a cada socio corresponde en el haber social.

Limitaciones al derecho al dividendo, cuando la junta de accionistas decide sobre la aplicación y distribución del resultado, debe observar determinadas limitaciones legales y estatutarias (ejemplo, el preferente saneamiento de las pérdidas limitación del reparto tras una reducción del capital, pactos estatutarios relativos a la exclusión de la obtención de beneficios, etc.).

Cabe una consideración aparte de los dividendos a cuenta, que son aquellas cantidades distribuidas a los accionistas antes de que se conozcan efectivamente los resultados del ejercicio.

Requisitos formales y materiales para su válida distribución.

  • Formales: se requiere la formulación por los administradores de un estado contable en el que se ponga de manifiesto que existe liquidez suficiente para la distribución de tales cantidades.
  • Materiales: se precisa la existencia en cuantía suficiente de:
    • Beneficios netos, ya que la cantidad a distribuir no puede exceder de la cuantía resultante de aminorar los resultados obtenidos desde el fin del ultimo ejercicio en tres partidas (pérdidas de ejercicios anteriores, las cantidades que deban destinarse a dotación de reservas legales o estatutarias obligatorias y una estimación del impuesto de sociedades a pagar sobre tales resultados).
    • Lquidez, que se debe acreditar con la formulación del estado contable antes referido.

 

Busque una empresa y conozca los actos que ha inscrito en el registro mercantil.

CONSECUENCIAS

  • Los dividendos repartidos que contravengan los límites establecidos a estos efectos por la Ley deben ser objeto de restitución por los accionistas que los hubieren percibido, con el interés legal correspondiente, cuando la sociedad compruebe que los perceptores conocían la irregularidad de la distribución o que no podían ignorarla. Tal acción prescribe a los tres años.
  • El accionista tiene derecho a participar en el patrimonio resultante de la liquidación de la sociedad. Es un derecho complementario del derecho a participación en las ganancias ya que, si el balance final de liquidación ofrece un patrimonio superior a la cifra de capital social, el reparto de la cuota de liquidación supondría el reparto de las ganancias obtenidas por la sociedad, no repartidas durante la vida de ésta. La cuota de liquidación se ha de pagar en metálico. El pago excepcional en especie requiere el consentimiento unánime de los socios.
  • Los accionistas titulares de acciones y participaciones sin voto y acciones privilegiadas, gozan del derecho al dividendo mínimo que establezcan los estatutos. Dividendo obligatorio para la sociedad y preferente respecto a las acciones ordinarias.
  • El accionista que incumpla con la obligación del desembolso de sus acciones incurre en mora e implica la privación del derecho a percibir los dividendos.

REGULACIÓN LEGAL

  • Ley de Sociedades Anónimas, art. 48.2, 215, 216, 217 (derogada)
  • Código de Comercio, art. 947.3 (en vigor).
  • Real Decreto 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba la Ley de Sociedades de Capital, art. 93, 275, 277, 278 (en vigor)