Rusia y la necesidad de anticiparse a los riesgos

En los últimos días hemos asistido al desplome acelerado de la moneda rusa, el rublo, que ha arrastrado a los mercados bursátiles de este país y amenaza con hundir a la economía rusa en una recesión que podría suponer una caída del PIB en un 4,5% el próximo año. Un cambio de paradigma que no se ha producido de la noche a la mañana, sino que se ha ido gestando a lo largo de los últimos meses, aunque muchos no hayan sabido identificar los riesgos con la suficiente antelación. El origen de esta crisis está, a su vez, en la caída constante del precio del petróleo desde mediados de año, que se ha intensificado en el último trimestre por la reducción de la demanda (fundamentalmente de China y Europa) y el auge de alternativas como el fracturación hidráulica (fracking) para la extracción de crudo en áreas que antes eran de difícil acceso, tecnología que ha permitido a EEUU reducir sus exportaciones al mínimo, lo que ha forzado a los principales países productores de petróleo a bajar sus precios para tratar de desincentivar esas inversiones.

More...